Obama comparece tras la rebaja de S&P

Obama: "No importa lo que diga una agencia, EE UU siempre será triple A"

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ha comparecido hoy para referirse a la economía del país, tras la rebaja en la calificación de su deuda el pasado viernes

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama

Con más de media hora de retraso, el presidente estadounidense Barack Obama ha comparecido hoy por primera vez tras la rebaja de la calificación de S&P. La agencia despojó el viernes al país de su triple A, lo que ha provocado el desplome de las Bolsas de todo el mundo.

"Esto es EE UU. No importa lo que diga una agencia, siempre seremos triple A", ha defendido el presidente, en un discurso cargado de mensajes patrióticos apelando a la unidad nacional y al esfuerzo común.

"La amenaza de impago ha sido utilizada como herramienta política", ha señalado Obama, en referencia a posibilidad de que EE UU se declarara en suspensión de pagos, lo que desencadenó una batalla entre demócratas y republicanos que se saldó el pasado 1 de agosto, in extremis, con la elevación del techo de la deuda.

Los "graves daños" ocasionados por esta lucha política se han materializado en "efectos sobre los mercados, consumidores perjudicados y la ralentización de la economía", según Obama. La cara positiva, de acuerdo con el presidente, es que estos problemas son todos "resolubles". "Los mercados han reafirmado nuestra deuda como una de las más seguras", ha apuntado.

Entre las soluciones para reducir el déficit nacional, Obama ha apuntado la reforma fiscal. "Ya hay buenas propuestas políticas para implementarla", ha señalado, "lo que falta es voluntad política".

Otra grave preocupación de los estadounidenses, el desempleo, también tiene salida, según el presidente. "Hay que crear empleos para que los estadounidenses tengan dinero en sus bolsillos", ha afirmado. Si todo el mundo tiene dinero que gastar se desencadenará el crecimiento económico, según su razonamiento.

Yes we can y, además, ahora mismo

En tono solemne, el presidente ha recordado a su país que "no hay ninguna razón para no actuar ahora mismo". "Vivimos unos tiempos difíciles", ha apuntado, "pero hay factores económicos que no podemos controlar. Lo que depende de nosotros es la capacidad de reacción", ha recalcado.

Para finalizar su intervención, Obama ha querido rendir homenaje a los 30 militares estadounidenses muertos este fin de semana en Afganistán. "Tengo fe en el pueblo americano", ha subrayado, a la vez que ha recordado que la distinta procedencia y la diversidad de opiniones de los militares estadounidenses no les impide trabajar como un equipo. Lo mismo que pide a su nación para salir de la crisis.