El selectivo se hunde un 3,24% y el diferencial de la deuda marca récord en 375 puntos

EE UU desata la cólera de los mercados: el Ibex sufre su mayor caída en más de un año

Los principios fueron buenos, a media sesión los ánimos se moderaron y el cierre ha sido desastroso. El acuerdo de última hora de anoche en EE UU, unido a los datos macroeconómicos conocidos hoy, ha provocado un maremoto de órdenes de venta en las Bolsas. El Ibex se ha desplomado un 3,24% en su mayor caída desde el 29 de junio de 2010 y la prima de riesgo ha terminado en 375 puntos.

El Ibex vuelve a optar por las caídas
El Ibex vuelve a optar por las caídas

El acuerdo para elevar el techo de gasto en Estados Unidos ha gustado poco al mercado. O, mejor dicho, le ha disgustado bastante. El mal dato de ISM manufacturero ha dado la puntilla a unas Bolsas europeas que, después de unos primeros compases de avances, enseguida se decantaron por los números rojos.

El índice ISM, que revela la fortaleza del sector manufacturero en Estados Unidos, cayó hasta los 50,9 puntos en julio, frente a los 55,3 esperados por los analistas consultados por Bloomberg. "La avalancha de órdenes de venta se ha precipitado a partir de las 16.00 (hora española), tras conocerse el índice. La ruptura del soporte que el Ibex tenía en los 9.500 puntos ha contribuido, además, a acelerar las caídas", explica Fernando Espinosa, de Interbrokers. Al cierre, se ha hundido un 3,24%, hasta los 9.318,30 puntos, con 4.646 millones de euros negociados, en línea con los 4.987 millones que se movieron de media diaria en julio.

La debacle ha llegado también al mercado de la deuda. La prima de riesgo, diferencia entre la rentabilidad abonada por el bono español a diez años y el bund germano del mismo plazo, considerado como el más seguro de la zona euro, se ha disparado hasta los 375 puntos, alcanzando otro récord desde la entrada en vigor del euro. La rentabilidad de los títulos nacionales a una década se sitúa cerca del 6,2%.

El resto de los países periféricos de la zona del euro también han sufrido. La brecha griega ha concluido en 1.231 puntos básicos, frente a los 1.229,2 del cierre del viernes, mientras Portugal se ha anotado otros 14 puntos en su cuenta particular, hasta situar su riesgo país en los 845. Irlanda también ha empeorado hasta los 839, en tanto que Italia, que no se considera periférico pero también está en el punto de mira de los mercados, ha visto deteriorarse su prima de riesgo hasta los 355 puntos desde los 333 precedentes.

El resto de los principales índices del Viejo Continente han sufrido caídas de entre el 0,7% del FTSE británico y el 2,86% del Dax alemán. Entre los factores adicionales que han hecho daño al Ibex destaca el dividendo de Santander. El banco ha repartido hoy 0,1352 euros por título que se han minorado del precio de la acción, lo que ha causado un descenso adicional en el selectivo español.

Ninguno de los valores del Ibex, en cualquier caso, ha logrado evitar los números rojos al cierre. Los peores han sido Acciona (-6,57%) y Banco Popular (-5,04%). BME (-0,28%) y Grifols (-0,43%), por el contrario, han sido los que mejor se han comportado.

En el mercado de divisas, el dólar también baja con fuerza frente al euro, hasta los 1,42 dólares, frente a los 1,44 de última hora de ayer.