UBS y HSBC también preparan recortes

Credit Suisse despedirá a 2.000 trabajadores

La banca de inversión también sufre. Credit Suisse no cumplió las expectativas de beneficio para el segundo trimestre y despedirá a 2.000 empleados, un 4% de su plantilla.

Los beneficios netos de Credit Suisse en el segundo trimestre del año se situaron en 768 millones de francos suizos (670 millones de euros). Casi un 25% menos de la cifra prevista por los analistas, que vaticinaban llegar a los 1.000 millones de francos. Tras este traspié, el segundo banco helvético ha anunciado que recortará su plantilla un 4%. Despedirá a 2.000 de sus 50.700 empleados.

Esta reestructuración de personal forma parte de un programa global de ajuste con el que la entidad pretende ahorrar 1.000 millones de francos suizos en la proyección de gasto para 2012. "Hemos asumido que la probabilidad de que continúen las dificultades en el entorno económico y financiero es más alta de lo que esperábamos", ha declarado el director general Brady Dougan.

Problemas para la banca de inversión

La banca de inversión se ha visto afectada por disminución del número de operaciones. La crisis de deuda soberana en la zona euro, los problemas presupuestarios de EE UU, así como las reformas llevadas a cabo para aumentar la capitalización de los bancos, han terminado afectando a su negocio. El bajón en el flujo de inversión se nota sobre todo en las áreas de renta fija, divisas y materias primas, según Bloomberg.

El rival de Credit Suisse en la banca de inversión suiza, UBS, planea también despedir a cientos de trabajadores con motivo de un plan de ahorro de dos millones de francos. HSBC pretende llevar a cabo un ajuste de 3.500 millones de dólares en los próximos años que incluirá cientos de despidos.