Arrojó un saldo positivo de 8.321,21 millones

La Seguridad Social redujo su superávit un 16% hasta junio

Las cuentas de la Seguridad Social se mantienen en positivo, aunque el superávit se redujo un 16% en la primera mitad del año hasta sumar 8.321,21 millones, frente a los 9.913,69 millones obtenidos en el mismo periodo del ejercicio anterior, informó hoy el Ministerio de Trabajo e Inmigración.

La reducción del saldo positivo de la Seguridad Social hasta junio es ligeramente superior a la experimentada hasta mayo, que fue del 13%. En junio, los gastos previstos pendientes de imputación presupuestaria alcanzarían un importe aproximado de 1.100 millones de euros, lo que implica la disminución del superávit a 30 de junio.

En términos de PIB, este superávit equivale al 0,76%, y fue consecuencia de unos ingresos de 60.179,68 millones, el 0,44% menos, y de unos gastos de 51.858,47 millones, el 2,62% más.

En términos de caja, estas operaciones de carácter no financiero representan una recaudación líquida de 57.744,22 millones, el 0,80% menos, y unos pagos de 51.568,79 millones, el 2,97% más.

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, afirmó que estos datos confirman que "las previsiones del Gobierno se mantienen y que el superávit va a ser la tónica del ejercicio".

Del volumen total de derechos reconocidos, el 91,12% correspondió a las entidades gestoras y servicios comunes de la Seguridad Social y el 8,88% restante a las mutuas de accidentes de trabajo y enfermedades profesionales. Respecto a las obligaciones, el 93,29% fue reconocido por las entidades gestoras y el 6,71% por las mutuas.

Las cotizaciones sociales ascendieron a 52.240,04 millones, el 0,98% menos, debido al descenso de la cotización de desempleados en un 8,35%, ya que la cotización de ocupados registró una bajada de sólo el 0,10%.

Trabajo destacó que la Seguridad Social prevé ingresar este ejercicio 110.447,12 millones en concepto de cotizaciones sociales, por lo que los ingresos por cotizaciones representan hasta junio el 47,30 % de lo previsto para este año.

Gastos

Del gasto total realizado en el sistema de Seguridad Social, el 92,16% fueron prestaciones económicas a familias e instituciones (47.792,66 millones). La mayor partida, 45.948,28 millones, correspondió a pensiones y prestaciones contributivas, el 4% más que en los seis primeros meses de 2010.

Dentro de las pensiones contributivas, a las pensiones (invalidez, jubilación, viudedad, orfandad y en favor de familiares) se destinaron 42.399 millones, el 5,04% más, como consecuencia de la desviación de la inflación que se produjo en 2010.

Las prestaciones por maternidad, paternidad y riesgo durante el embarazo alcanzaron los 1.144 millones, el 1,96% más, mientras que en incapacidad temporal el gasto fue de 2.138,26 millones, el 11,78% menos.

Asimismo, en el primer semestre del año las pensiones y prestaciones no contributivas tuvieron una disminución interanual del 0,56%, con un importe de 1.844,38 millones.

Los gastos de personal descendieron el 2,48%, los gastos corrientes en bienes y servicios el 2,63% y las inversiones también registraron una disminución del 16,01%.