El riesgo país baja a los 300 tras el principio de acuerdo sobre Grecia

La prima de riesgo se enfría 90 puntos en tres días

Llegó el ansiado acuerdo para ayudar a Grecia y por extensión a toda la eurozona. El plan del Eurogrupo calma al mercado de deuda y confirma la senda positiva iniciada tras el lunes negro. El riesgo país desciende 90 puntos en tres jornadas para quedarse por debajo de los 290. El Ibex cierra revolucionado y recupera los 10.000 puntos básicos.

Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Yorgos Papandreu a la entrada de la reunión hoy del Eurogrupo
Angela Merkel, Nicolas Sarkozy y Yorgos Papandreu a la entrada de la reunión hoy del Eurogrupo

Un plan Marshal europeo. Es probable que sea así como se recuerde al plan de multiayuda en que se materializa la segunda operación de rescate para Grecia. Solo faltan los últimos detalles, pero de momento su envergadura (más de 115.000 millones de euros) y sus efectos balsámicos son innegables. Los mercados recuperan la calma.

Confirman la senda de recuperación iniciada tras la debacle del lunes pasado, causada por la resaca de los test de estrés y la intransigencia alemana para cerrar una acuerdo. El riesgo país de todos los conocidos como Estados periféricos se relaja. Grecia e Irlanda rebajan el interés de su deuda en el mercado secundario hasta dos puntos porcentuales en tres jornadas. España enfría su spread (diferencial con el bund alemán, valor de referencia) en más de 90 puntos desde el lunes, cuando se asomó al abismo marcando los 366 puntos básicos. Por su parte, el Ibex, que también sufrió la resaca de los test de resistencia de los bancos europeos, vive revolucionado desde entonces. Ha subido más de un 7% en tres sesiones, hoy con un 2,9% supera el soporte de los 10.000 puntos.

El acuerdo que salga hoy de la cumbre en Bruselas de Eurogrupo involucrará a los acreedores privados. Eso se daba, por hecho desde el preacuerdo alcanzado de madrugada por el eje franco-alemán. El asunto era peliagudo, porque una reestructuración voluntaria de la deuda helena, tal cómo exigía Angela Merkel, tiene como consecuencia segura el castigo de los todopoderosos prescriptores del mercado: las agencias de calificación.

IBEX 35 8.756,00 1,16%

La degradación de la deuda griega hasta la temida nota D (impago) significa que se cierran las puertas del la financiación del BCE para los bancos griegos (con 40.000 millones de títulos degradados en sus balances). Pero la UE saldrá en su ayuda. Habrá roll over, el canje voluntario de deuda ya emitida por títulos nuevos. Los bonos que suplantarán a los antiguos serán avalados por el Eurogrupo, que contará con 40.000 millones de euros para este fin. El plan cuenta además con el beneplácito del BCE, que acepta un impago selectivo de Grecia, el de la deuda no canjeada, que sí podría entrar en default.

El plan se completa con nuevos prestamos por valor de 35.000 millones, además de un colchón de liquidez para cubrir el posible bloqueo de la financiación de Grecia para el casi segura hipótesis de que las agencias no dieran su visto bueno al plan y lo consideraran un impago selectivo.

El sector bancario aúpa a los parqués europeos. Todos registran ganancias, pero el mayor avance lo marca el Ibex, con un 2,9%. En cuanto a los valores, Popular sube un espectacular 7,6%, Sabadell, un 4,6%, Santander, 4% y BBVA, 5,4%.El índice de referencia de Grecia también responde con ganancias, propulsado por el National Bank of Greece que ha cerrado con un 10,6%, el mayor avance de Europa.

Además de Bruselas, la segunda cita del día se la apuntaba el Tesoro español, que volvió a salir hoy en busca de financiación. La segunda subasta de la semana se ha saldado con buenos resultados en cuanto a la cantidad colocada, pero con la contrapartida de una ligera subida de los intereses exigidos.

El euro, la moneda única, símbolo y epicentro del huracán aprovecha la senda optimista y hoy recupera los 1,43 billetes verdes