_
_
_
_
La cotización del sector financiero cae al nivel de mayo de 2009

La crisis de la deuda soberana eclipsa los test de estrés y lastra a la banca

Lunes negro para la banca europea. La cotización de las entidades financieras cayó ayer más de un 3%, por término medio, en su peor sesión bursátil en 11 meses. El buen resultado de los test de estrés quedó eclipsado por las nuevas incertidumbres sobre la solución de la crisis de la deuda soberana.

Miguel Moreno Mendieta

Los test de estrés han tenido efectos perversos sobre la banca europea. Lejos de calmar a los mercados con el excepcional ejercicio de transparencia llevado a cabo por el sector financiero, su divulgación ha puesto en evidencia las notables carencias del análisis.

Su principal fallo: no contemplaba un drástico recorte del valor de las carteras de deuda soberana en poder de los bancos. Un escenario que los mercados descuentan desde hace semanas.

Esta carencia, sumada al aumento de la incertidumbre acerca de una solución rápida para la crisis de la deuda griega, provocó que la cotización de la banca del Viejo Continente registrara ayer su mayor caída en los últimos 11 meses, hasta situarse en niveles de mayo de 2009.

El índice que agrupa los 600 principales valores bancarios europeos cerró la sesión con un recorte del 3,19%. Los bancos ingleses e italianos se llevaron la peor parte, a pesar de que ninguno de ellos suspendió las pruebas diseñadas por la Autoridad Bancaria Europea, (EBA, en sus siglas en inglés).

Tres de los cuatro gigantes bancarios británicos -Lloyds, Royal Bank of Scotland y Barclays- registraron caídas superiores al 6%, ante las posibilidad de que tengan que ampliar capital para afrontar pérdidas ligadas a su cartera de inmuebles y de deuda soberana (especialmente Irlandesa, de la que son los principales tenedores).

Igualmente, los dos mayores bancos italianos -Unicredit e Intesa Sanpaolo- sufrieron caídas superiores al 6%. Según los analistas, las dudas sobre las finanzas de Italia y la voluminosa cartera de deuda pública de estas entidades.

La banca española, que teóricamente obtuvo los peores resultados de las pruebas de resistencia, tuvo ayer un comportamiento bursátil significativamente mejor que sus competidores europeos. Bankinter y Sabadell fueron dos de los valores con mejor evolución del sector.

"Al mercado le ha importado poco el resultado de las pruebas de estrés", asegura Fernando Hernández, responsable de gestión de Inversis Banco. "Parece que nadie cree que estas pruebas puedan evaluar la solvencia del sector bancario europeo. Deberían haber sido más duras al estresar la deuda soberana".

De acuerdo con la firma de análisis JP Morgan Cazenove, las necesidades de capital detectadas por la EBA, de 2.500 millones de euros, se quedan muy cortas respecto a las necesidades reales del sector. A su juicio, la banca europea necesitaría captar 80.000 millones de euros para reforzar su solvencia.

Por debajo del valor en libros

Otra de las medidas que da idea de la debacle de la industria bancaria continental es la relación de la cotización respecto al valor en libros. Por primera vez en dos años, las acciones cotizan, por término medio, por debajo del valor contable de los balances de las entidades.

Al temor existente hacia una quiebra griega y su impacto en las cuentas de los bancos que tienen deuda de este país, se suman las dudas sobre la capacidad de desarrollo que tendrá el sector durante los próximos años, en un entorno de débil crecimiento económica y fuertes exigencias regulatorias, especialmente en el ámbito de la solvencia y el capital regulatorio.

"Los mercados están expectantes ante la reunión del eurogrupo del jueves para cerrar la crisis de la deuda griega. El hecho de que Alemania haya amenazado con desmarcarse está sembrando mucha inquietud", explica Alberto Roldán, analista de Inverseguros.

Las cifras

80.000 millones de euros son las necesidades adicionales de capital de la banca europea, de acuerdo con los analistas de la firma JP Morgan Cazenove, frente a los 2.500 millones señalados por la EBA.7,81% fue la caída que registró ayer Lloyds Banking Group, la peor entre los bancos europeos. El grupo Barclays, otro de los gigantes bancarios británicos, cedió un 6,92% mientras que Royal Bank of Scotland bajó un 6,16%.

Popular sufre una caída del 3,5%

Las acciones de la entidad sufrieron ayer un castigo del 3,48%, solo superado por CaixaBank. Popular superó el test con un apurado core Tier 1 del 5,3%, que se amplía al 7,4% al incluir la provisión genérica y una emisión de convertibles. El test revela también una pérdida de 131 millones de euros en dos años, la mayor entre los bancos españoles, en el escenario base, una circunstancia que el banco explica en que no se han incluido 500 millones de extraordinarios en los resultados del primer trimestre y en que la EBA no hace estimaciones a balance constante.

El mercado reconoce a Pastor su solvencia

Banco Pastor fue de las pocas entidades europeas que recibieron ayer buenas noticias de los mercados bursátiles. En una jornada dominada por las fuertes caídas en todo el sector financiero, la firma gallega, el único banco español que suspendió el examen de la EBA, fue de las pocas que salvó la sesión. Sus acciones cerraron ayer con un tímido avance del 0,17%, frente a las caídas del 1,28% de Bankinter y del 3,48% en Popular. El mercado parece haber reconocido que la emisión de convertibles que no computó la EBA es garantía suficiente de solvencia.

Las cuotas de la CAM salvan un 'match ball'

Caja Mediterráneo (CAM), la entidad española que peor nota obtuvo en las pruebas de solvencia de la banca europea, logró ayer sobreponerse a las fuertes pérdidas que registraron sus cuotas participativas -instrumentos similares a las acciones pero sin derecho políticos-. Durante la mañana, los títulos llegaron a ceder un 8,68 %, mientras que al cierre tan solo registraban una caída del 1,3%. La caja emitió un comunicado recordando que no necesita medidas adicionales de capital, al margen de los 2.800 millones que desembolsará el FROB.

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Miguel Moreno Mendieta
(Madrid, 1979) es licenciado en Derecho y Economía por la Universidad Carlos III. También cursó el Máster de Periodismo de El País. Se incorporó al periódico Cinco Días en 2006, tras pasar por la web de El País y Mi cartera de Inversión. Escribe sobre el sector financiero, con un foco especial en fondos de inversión y los seguros.

Más información

Archivado En

_
_