32.000 millones adicionales al anterior plan de choque

El Senado italiano eleva el ajuste fiscal a 79.000 millones

Aprueba un drástico recorte de las deducciones fiscales, una rebaja de las pensiones más altas y el copago sanitario.

El Senado italiano eleva el ajuste fiscal a 79.000 millones
El Senado italiano eleva el ajuste fiscal a 79.000 millones

El Senado italiano elevó a 79.000 millones el ajuste de gasto para los próximos cuatro años, lo que supone 32.000 millones adicionales al anterior plan de choque. La propuesta salió adelante con 161 votos a favor, 135 en contra y 3 abstenciones.

El plan de ajuste consta de cuatro fases: 3.000 millones de euros para 2011, 6.000 millones de euros para 2012, y 25.000 y 45.000 millones de euros para 2013 y 2014, respectivamente, lo que deja el mayor peso del recorte para la próxima legislatura. Más de la mitad del ahorro se logrará a través de las subidas de impuestos. Estas son algunas de las medidas más importantes:

Entes locales y regionales: se establece un recorte de 21.600 millones en las transferencias a los entes locales y regionales para los próximos cuatro años.

Pensiones: rebaja de un 5% para las pensiones que superen los 90.000 euros al año y de un 10% para aquellas que superen los 150.000 euros. También se retrasa la jubilación anticipada para aquellos trabajadores que hayan cumplido los 40 años de cotización. De este modo dejarán de trabajar un mes más tarde si se jubilan en 2012, dos meses en 2013 y tres meses en 2014.

Copago sanitario: cada paciente que acuda a un especialista tendrá que pagar 10 euros por visita y 25 cuando acuda a urgencias y no requiera de ingreso hospitalario.

Tasa en depósitos bancarios: se establece el pago de una tasa variable y progresiva sobre los depósitos en las entidades bancarias. De este modo, cada titular deberá pagar 34 euros al año si tiene un depósito de hasta 50.000 euros o 70 si el saldo supera los 150.000 euros. Así progresivamente hasta un máximo de 1.100 euros para aquellos que tengan más de medio millón de euros.

Supresión de deducciones: el plan de choque establece una reducción de los beneficios fiscales del 5% para 2013 y del 20% a partir de 2014. En otras palabras, las ayudas que perciben las familias con hijos, los estudiantes universitarios o los discapacitados se verán reducidas drásticamente. Los primeros cálculos apuntan a que los ciudadanos italianos aportarán una tercera parte del ajuste (24.000 millones).

Limitación de gastos oficiales: se acota el uso de los vuelos con cargo a los Presupuestos del Estado excepto a los presidentes del Gobierno, de la República y de las Cámaras baja y alta. También se topa a 1.600 centímetros cúbicos la cilindrada de los coches públicos.