El Ibex se anota un 0,66% y el riesgo país se modera hasta los 307 puntos básicos

El mensaje de la Fed relaja las tensiones en el mercado de deuda

La incertidumbre provocada por las señales contradictorias sobre una cumbre del Eurogrupo que está en el aire ha dejado paso a la Fed, que ha reiterado que está preparada para adoptar nuevas medidas económicas si es necesario. Un mensaje que ha calado en el mercado de deuda, el riesgo país de España se ha moderado hasta los 307 puntos básicos.

El Campeador sabe lo que se juega
El Campeador sabe lo que se juega

Subir o bajar, comprar o vender suelen ser decisiones sencillas (que no fáciles). Pero la situación en Grecia e Italia, las dudas sobre si habrá o no reunión del Eurogrupo este viernes y la rebaja de Moody's a la deuda irlandesa hasta la categoría de bono basura no se lo están poniendo fácil al mercado.

El Ibex ha luchado por aferrarse a la moderación en el riesgo país y a la posible reunión del viernes y pese a los recortes de primera hora de la sesión ha buscado la senda alcista, que ha logrado consolidar al cierre con una subida del 0,66%. Un signo positivo se ha reproducido en el resto de Europa, eso sí, en mayor escala. El Cac sumó un 0,57% y el Dax un 1,30%.

Desde el otro lado del Atlántico han ayudado las palabras de Ben Bernanke, el presidente de la Fed, quien ha asegurado que la institución está preparada para responder con nuevos estímulos si es necesario para la economía estadounidense. Un mensaje que ha calado en el ánimo de los inversores y que puede ser entendido como el nuevo QE3.

IBEX 35 9.525,70 -0,50%

Los encontronazos entre los países de la zona euro sobre si es necesario convocar una reunión del Eurogrupo este viernes se han agudizado después de que Alemania afirmar que "no existen planes" para el encuentro y la señal de alerta ha regresado a los mercados de deuda. A eso se le ha sumado la rebaja que efectuó ayer al cierre Moody's sobre la deuda irlandesa hasta la categoría de bono basura. Una calificación que ya ostenta la deuda griega (y también la portuguesa) y que tiene como continuidad el nivel de suspensión de pagos, un escalón que imposibilitaría a cualquier país de la zona euro para recibir financiación del BCE.

La volatilidad en el mercado de deuda ha continuado y el diferencial entre el bono a diez años de España y de Alemania se ha movido al compás de los vaivenes para acabar moderándose hasta los 307 puntos básicos. Mientras que su rentabilidad se ha rebajado al cierre hasta el 5,8%. Mario Draghi, ha declarado que la solvencia de los Estados "ya no es algo que se da por hecho, sino algo que sólo se consigue con presupuestos equilibrados, la única manera de lograr un crecimiento sostenido". Y ello mientras que Alemania daba su brazo a torcer y proponía que Fondo Europeo de Estabilidad Financiera sea utilizado por Grecia para recomprar sus propios bonos, una idea que no es nueva pero que ahora si ha sido aceptada por el Gobierno de Angela Merkel.

De vuelta al mercado español, las mayores subidas han estado protagonizadas por Abengoa, un 5,37% y Mapfre, con un 4,72. Mientras que la banca, a la espera de que el viernes se publiquen los test de estrés de la banca europea, ha liderado los recortes. Bankinter cedió un 1,52%, Sabadell un 1,31%, Popular un 0,42% y Santander un 0,19%.

El euro lucha por moderar las caídas de la última semana y ha logrado recuperar los 1,4166 'billetes verdes'. Pero el gran beneficiado entre tanta incertidumbre es el oro. Vuelve a emerger como valor refugio y ha marcado un nuevo máximo histórico al tocar los 1.587,98 dólares la onza.