Asturias

Cascos eliminará el 'céntimo sanitario' y sucesiones

Anuncia un 'cheque-bebé' de 2.000 euros que se debe destinar a compras en el Principado de Asturias

El único candidato a la presidencia del Principado de Asturias, Francisco Álvarez-Cascos, anunció ayer que suprimirá durante esta legislatura "el céntimo sanitario", un impuesto que grava las ventas de hidrocarburos. En su discurso también apostó por una revolución fiscal que pasará por elevar al 99% la exención en el impuesto de sucesiones y donaciones para parentescos de primer y segundo grado, y reducir al máximo el tipo de transmisiones y actos jurídicos documentados. El futuro presidente asturiano también abogó porque el IVA se abone a Hacienda cuando se cobre la factura y no en el momento de emitirla, como sucede ahora. Sin embargo, las comunidades autónomas no tienen capacidad para modificar la legislación del IVA.

Cascos también anunció la creación de un cheque-bebé, dotado con 2.000 euros por hijo, que se deberá gastar en comercios asturianos. "El objetivo es estimular la natalidad, la más baja del país", dijo.