Precursor de un modelo que saldrá al mercado en 2014

BMW Vision ED, el híbrido futurista de 'Misión Imposible 4'

El prototipo de la automotriz bávara es una de las sensaciones de Protocolo Fantasma, la última entrega de la saga protagonizada por Tom Cruise, que llegará a los cines en diciembre.

Aún faltan seis meses para el estreno de Misión Imposible 4: Protocolo Fantasma y ya han empezado a filtrarse algunos detalles para abrir boca a los aficionados al cine de acción. Y para los amantes de los coches, en general, porque la última secuela de la saga que protagoniza Tom Cruise mostrará en varias escenas el prototipo BMW Vision EfficiencyDynamics, según reveló el mes pasado la empresa alemana.

"Nos emociona participar en otro éxito de taquilla de Hollywood", declaró Ian Robertson, miembro del Consejo de Ventas y Marketing de BMW. "Nuestro grupo marca la pauta en el desarrollo de la movilidad futura enfocada hacia la sostenibilidad. Un gran ejemplo de esto es el concept que aparecerá en la película. Con su diseño futurista y sus amplias superficies de vidrio, el Vision ofrece una perspectiva fascinante sobre el futuro del placer de conducir combinado con la máxima eficiencia. Además, su tecnología BMW ConnectedDrive le convierte en el coche perfecto para que Ethan Hunt escape de sus perseguidores."

Este prototipo, presentado en el Salón del Automóvil de Frankfurt en septiembre de 2009, se anuncia como el precursor de las series i8 que BMW pretende comercializar dentro de tres años. De tecnología híbrida, emplea un motor turbodiesel de tres cilindros y un motor eléctrico situado en cada eje. Su consumo es de unos 3,76 litros por cada 100 kilómetros, liberando de 50 a 99 gramos de CO2 por kilómetro. Puede alcanzar los 100 kilómetros por hora en 4,8 segundos hasta una velocidad máxima de 249 kilómetros por hora.