También se tratará el impacto sobre Italia

Van Rompuy convoca una minicumbre para intentar calmar a los mercados

La UE celebrará hoy una reunión de urgencia para intentar evitar un devastador lunes negro en los mercados bursátiles y en la deuda pública de varios países, en particular, Italia. La convocatoria de urgencia partió ayer del presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y la cita precederá la reunión del Eurogrupo de esta tarde.

Las alarmas saltaron el viernes cuando Italia acusó los síntomas del contagio de la crisis griega como consecuencia de las dudas sobre el segundo rescate de Atenas. La cita de emergencia, según las fuentes consultadas, intentará poner fin a las discrepancias en el seno de la zona euro sobre ese nuevo rescate y, en concreto, sobre la participación del sector privado.

La reunión comenzará a las 8 de la mañana en Bruselas y tienen prevista su asistencia, además de Van Rompuy, el presidente del BCE, Jean-Claude Trichet; el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker; el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso; y el comisario europeo de Economía, Olli Rehn. Si el encuentro tiene éxito, permitiría que los ministros de Economía (Eurogrupo), que también se reúnen por la tarde, pactasen la fórmula definitiva para otra intervención en Grecia, lo que podría calmar a los mercados al menos hasta septiembre.

Pero las posturas en la zona euro siguen enfrentadas. Alemania y Holanda exigen una participación significativa de los acreedores privados de Atenas, mientras que el Banco Central Europeo teme que la fórmula utilizada provoque una suspensión de pagos insoportable para la banca griega.

La negociaciones de la zona euro con los principales bancos europeos no han logrado hasta ahora encontrar un formato de participación que satisfaga a Berlín y tranquilice a Fráncfort. La agencia de calificación S&P ha advertido que las propuestas barajadas (renovación del 70% de la exposición a 30 años o del 90% a cinco años) equivalen a una suspensión de pagos selectiva. En cambio, parece probable que esas mismas propuestas no desencadenarían el cobro de los CDS (Credit Default Swap) o seguros de impago.

Las discusiones han acabado por desestabilizar los mercados y por repercutir en Italia, cuya situación también se abordará en la reunión de hoy. Roma está en el punto de mira de las agencias de calificación. Standard & Poor's y Moody's ya han advertido al Gobierno de Silvio Berlusconi de una posible rebaja en su nota crediticia ante la debilidad del crecimiento de la economía y el alto nivel de endeudamiento público (120% del PIB). La presencia en la minicumbre de un representante del Tesoro italiano disparó los rumores sobre la adopción de medidas de urgencia respecto a Italia, aunque ese representante acudirá en calidad de presidente del órgano que prepara las reuniones del Ecofin.

Lagarde advierte sobre el riesgo de impago en EE UU

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, advirtió ayer de que una eventual suspensión de pagos en Estados Unidos dejaría "secuelas graves y reales" en todo el mundo. Así lo aseguró en una entrevista en la cadena de televisión ABC en la que expresó su confianza en que republicanos y demócratas alcancen un acuerdo antes de 2 de agosto. El déficit público en EE UU llegará este año a 1,2 billones de dólares, y si el Congreso norteamericano no autoriza un incremento de la deuda más allá de su límite autorizado (14,3 billones de dólares) antes del 2 de agosto, Estados Unidos podría entrar en suspensión de pagos. "De no alcanzar un acuerdo, se dispararían las tasas de interés y se produciría un golpe tremendo al resto de bolsas en el mundo, porque EE UU es un factor muy importante para el resto de los países".