Moda

Iberostar by Davidelfin

La cadena hotelera Iberostar renueva el look de su personal y lo hace de la mano del diseñador español David Delfín, que ha concebido una colección con 15 exclusivos uniformes.

Algunos de los modelos que componen la colección 'IBEROSTAR by Davidelfin'
Algunos de los modelos que componen la colección 'IBEROSTAR by Davidelfin'

Recepcionistas, camareros, animadores... los 21.000 empleados de Iberostar en los 15 países donde la cadena hotelera está presente pronto lucirán los exclusivos uniformes diseñados por David Delfín para la cadena. La colección está compuesta por 15 modelos, en los que el creador español ha pretendido reflejar los rasgos propios de la marca sin descuidar los requisitos que exigen las prendas de trabajo en cada uno de los puestos.

"Hemos conseguido una uniformidad cien por cien Davidelfin, afín al entorno único y emblemático de Iberostar, que une lo creativo a lo funcional y atiende todas las necesidades de los diferentes departamentos", explica el modisto, que define así la creación: "Las prendas se suman fundiéndose, se transforman ligeras. Desaparecen capas, forros, hombreras. Juego de apariencias, efectos ópticos que se muestran de cerca. Azul y blanco, elegante, sobrio, marítimo y adaptable a los entornos mas urbanos".

La renovación de los uniformes es parte de un plan estratégico de la cadena hotelera para potenciar su imagen. "Para Iberostar la uniformidad es un elemento sustancial de la marca y de cómo ésta se expresa. Los uniformes cumplen la doble función de dar una imagen a nuestros clientes y vestir a nuestro personal", asegura Luis Herault, director general de Marketing. "Estamos muy satisfechos con las nuevas creaciones de Delfín, que sin duda alguna ha sabido recoger todas nuestras necesidades desarrollando unas propuestas coherentes con nuestra personalidad de marca, funcionales y muy originales", remarca Herault.

Los uniformes se confeccionarán en diez tallas diferentes y en ellos predomina un color azul concebido específicamente para la ocasión, que ha sido bautizado como Azul Delfín. Una selección de hoteles en Mallorca, Budapest y México serán los primeros en exhibir la nueva línea de vestuario. En estos establecimientos se pondrá a prueba la colección durante tres meses, para comprobar que responde a las expectativas. En 2012 y una vez superado el test, el resto de hoteles implantarán el nuevo look.