COLUMNA

Si no puede con ellos, únase

Microsoft, finalmente, captó el mensaje: ir solo a China no es divertido. Google ya se rindió a la hora de ofrecer su buscador. Yahoo vendió su portal chino en 2005. Ahora, Microsoft ha acordado compartir sus resultados de búsqueda con el gigante local Baidu, al parecer, de forma gratuita. Pero la compañía necesita repensar una estrategia mayor para tener éxito en el enorme mercado chino -y comprar participaciones en un rival sería un buen comienzo-.

Baidu ha acordado dirigir las búsquedas en inglés al Bing de Microsoft, que devolverá los resultados a las páginas web de Baidu. Microsoft no obtiene dinero por ello, pero sí cierto beneficio en concepto de marca: los usuarios verán que los resultados son de Bing. Pero que estos elijan después a Bing ya es otra historia. Google sigue siendo una fuerza importante a través de su sitio en Hong Kong. Baidu y Google juntos acaparan el 97% de la cuota de mercado de búsquedas online, según el iResearch de China.

Pero en lugar de tratar de convertirse en otro Google, la mejor apuesta de Microsoft es parecerse más a Yahoo. En 2005, esta compañía vendió su portal chino a su rival Alibaba a cambio de un 40% de sus acciones. Gracias al rápido crecimiento chino, ahora eso equivale a cerca de la mitad del valor de empresa de Yahoo.

Microsoft debería considerar emplear su gran capacidad de liquidez para hacerse con una participación de un jugador chino importante. La compañía podría considerar hacerse con un porcentaje que oscile entre un 10% y un 20% de NetEase, que tiene un buscador propio. Con la competencia local creciendo rápidamente, las compañías occidentales necesitan reformular sus estrategias. Si Microsoft no puede con ellos, no debería ser una vergüenza unirse a ellos.