Presupuestos de 2011

Dívar insta a Ejecutivo y comunidades a crear las 150 plazas de juez previstas

El presidente del Tribunal Supremo, Carlos Dívar, lamentó ayer que el Ministerio de Justicia y las comunidades autónomas no hayan creado en lo que va de año ninguna de las 150 plazas judiciales previstas en los presupuestos de 2011 y les ha hecho un llamamiento para que "cumplan las previsiones".

Dívar expresó su malestar por esta situación tras la toma de posesión de dos nuevos magistrados del Tribunal Supremo. Uno de ellos es Francisco Arroyo Fiestas que, procedente de la Audiencia Provincial de Málaga, se incorpora a la Sala de lo Civil. El otro es José María del Riego Valledor, que pasa de la Sala de lo Contencioso-Administrativo de la Audiencia Nacional a su homóloga en el alto tribunal.

Hasta el momento, según señaló Dívar, no se ha creado ninguna de las unidades judiciales previstas en la Ley de Presupuestos, lo que, destacó, va en detrimento de "la conciliación de la vida laboral y personal" debido al volumen de trabajo que acumulan los juzgados españoles. Este mismo llamamiento ya la hizo la semana pasada el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), órgano que también preside Dívar, y cuyo pleno acordó instar al Ministerio de Justicia y a las comunidades autónomas a adoptar las medidas necesarias para crear las unidades judiciales previstas en los Presupuestos.

En esa reunión, los vocales que componen el pleno manejaron dos estudios que concluían que actualmente eran de "creación prioritaria" 500 plazas de jueces ante "la sobrecarga de trabajo". El GGPJ considera que está en peligro la tutela judicial efectiva por la falta de jueces.