La afiliación cae en junio aunque el paro registrado baja en 68.000 personas

España vuelve a destruir empleo pese al inicio de la temporada turística

La llegada de la temporada alta turística ha insuflado algo de ánimo al mercado laboral. El número de parados registrados bajó en 68.000 personas en junio, encadenando tres meses de caídas. Esa mejoría, sin embargo, se ha visto empañada por el descenso en la afiliación a la Seguridad Social en 5.612 personas, que el Ejecutivo achaca a la crisis de los pepinos y al recorte del empleo público por el fin del curso escolar.

El ministro de Trabajo, Valeriano Gómez, ya anticipó la semana pasada que el desempleo bajaría en junio "de forma importante". Los datos hechos públicos ayer avalaron ese presagio: el número de desempleados registrados en los Servicios Públicos de Empleo se situó el pasado mes en 4,121 millones de desempleados, lo que supone una caída de 68.000 personas respecto a mayo. La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, calificó ayer ese descenso como el segundo mayor de la serie histórica tras el dato del año pasado y resaltó que ese recorte ha provocado una caída de 212.000 parados en el último trimestre, "el mejor dato de toda la serie histórica". Los datos desestacionalizados y corregidos de efecto de calendario muestran, sin embargo, todo lo contrario: el paro no se redujo en junio, sino que creció en 31.026 personas.

En cualquier caso, lo más preocupante en las estadísticas del mercado laboral es que la economía española siguió destruyendo empleo en el primer mes de la temporada turística, en el que se producen un gran número de contrataciones en el sector servicios ligadas al periodo estival. El impacto positivo de esas contrataciones, que han sido las que han provocado el recorte en el número de parados, se ha visto neutralizado por la fuerte destrucción de empleo del sector agrario y del sector público.

El número de afiliados a la Seguridad Social en junio fue de 17,58 millones de trabajadores, lo que supone una merma de 5.612 respecto al mes anterior. El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, culpó a la crisis del pepino de provocar una rebaja de casi 14.000 en las contrataciones en el sector agrario. "Solo la pérdida de afiliados en Almería ha superado a la pérdida total a nivel nacional", recalcó Granado, quién además achacó la caída de la ocupación a la abultada contratación del sector público en mayo, en las semanas previas a las elecciones, y al descenso en las sustituciones en el sector sanitario. "La consolidación fiscal es una buena noticia para las cuentas del Estado, pero tiene un impacto en las cifras de afiliación", remarcó.

El recorte de puestos de trabajo por la crisis de los pepinos y el fin del curso escolar desluce el avance en la hostelería y el comercio

Pero si se analizan los datos de forma desestacionalizada, la destrucción de empleo ha sido aún mayor y se ha elevado a 49.500 trabajadores. Ese deterioro fue el que sirvió ayer a sindicatos y empresarios para pronosticar un panorama laboral muy complejo hasta final de año. UGT atribuyó la caída del paro registrado en junio en más de 60.000 personas "enteramente" al carácter estacional, por lo que auguró que el empleo generado terminará destruyéndose una vez que finalice el verano.

En la misma línea, CEOE y Cepyme advirtieron que todavía no hay un cambio de tendencia "consolidado" en materia laboral, pese al alivio experimentado en junio. En un comunicado, la patronal augura que a partir de septiembre, cuando finalicen las contrataciones de la temporada turística, "las expectativas de empleo serán menos halagüeñas". Por este motivo, la patronal solicitó que se aceleren las reformas estructurales y se adopten medidas "que impulsen la economía y animen a las empresas a contratar".

También el Partido Popular cargó contra la autocomplacencia del Ejecutivo y calificó como "bastante malo" el dato de desempleo de junio. El secretario de Economía y Empleo del PP, Álvaro Nadal, recordó el perfil "estacional" de la economía española, sobre todo, en los meses de mayo y junio. "Pese a que el dato supone un alivio y tranquilidad, en términos no estacionales es bastante malo", dijo.

Por su parte, la Asociación de Grandes Empresas de Trabajo Temporal (Agett) advirtió que la caída de la afiliación a la Seguridad Social no hace más que constatar que el mercado laboral aún permanece "gravemente dañado" y que tras tres años de crisis no se aprecia todavía recuperación en el empleo. "En un mes tradicionalmente favorable para el empleo, como es el mes de junio, España continúa destruyendo puestos de trabajo", explicó en un comunicado.

Trabajo prorrogará la ayuda por conversión de temporales a fijos

La secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, afirmó ayer que el Ejecutivo quiere recuperar para lo que queda de año el programa de conversión de empleos temporales en indefinidos mediante el contrato de fomento de la contratación indefinida, que fija una menor indemnización (33 días) en caso de despido. El primer periodo de conversión de empleos temporales en indefinidos a través de este contrato concluyó el pasado 31 de diciembre y ahora el Ejecutivo quiere recuperarlo. Rodríguez espera que esta medida, planteada en la mesa tripartita con sindicatos y empresarios, pueda estar activa antes de que acabe este mes. Los contratos indefinidos llevan cayendo desde febrero (en junio solo han representado el 7,2% del total) y en el acumulado del primer semestre del año tan solo han llegado a 602.256 contratos, apenas un 9,5% del total y 21.175 menos que hace un año.

Más de 100.000 personas cobran la ayuda de 400 euros

Cerca de 105.000 personas cobran la nueva prestación de 400 euros incluida en el nuevo programa de políticas activas de empleo, denominado programa Prepara, y que sustituyó el pasado 16 de febrero al Prodi, la ayuda de 426 euros que percibían durante seis meses los desempleados de larga duración que agotaran su prestación.

Así lo anunció ayer la secretaria de Estado de Empleo, Mari Luz Rodríguez, quien aclaró que ese porcentaje de personas apenas supone un 7% de los 1,5 millones de parados que han participado en acciones de reinserción profesional.

El número de personas que participan en estas acciones formativas y de reintegración en el mercado irán creciendo a medida que vayan agotando la prestación de desempleo. En mayo, el gasto en prestaciones cayó hasta los 2.397,5 millones de euros en mayo, lo que supone un descenso anual del 9,9 %.

6.400 nuevos autónomos dados de alta en el primer semestre

El recorte de la ocupación sufrido en el conjunto del mercado laboral contrasta con la mejora experimentada por el régimen de los autónomos en los seis primeros meses del año. En junio se han dado de alta 4.000 nuevos trabajadores por cuenta propia, mientras que entre enero y junio esa cifra se eleva a 6.400. Se trata, según la Federación Nacional de Asociaciones de Trabajadores Autónomos (ATA), del primer crecimiento semestral desde que se inició la crisis en 2007.

Por su parte, el secretario general de La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA), Sebastián Reyna, afirmó ayer que el crecimiento del número de autónomos augura mejores datos en la evolución del empleo, pese a que admitió "que todavía hay mucho componente estacional". Por ese motivo pidió un nuevo impulso de las administraciones para el fomento en la contratación de autónomos.

La cifra

17,58 millones de trabajadores estaban dados de alta en la Seguridad Social en junio, lo que supone 5.612 menos que en el mes de mayo.