El candidato del PP pide recuperar Patrimonio para contentar a IU

Monago promete reducir a la mitad los entes públicos de Extremadura

El candidato del PP a la presidencia de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, defendió ayer reducir a la mitad el número de entes públicos. Durante su discurso de investidura, Monago avanzó que su Ejecutivo estará formado por siete consejerías frente a las once que había hasta ahora.

Austeridad fue la palabra que marcó el discurso de investidura de Monago, que esta semana será con toda probabilidad elegido presidente de Extremadura gracias a la abstención de los tres diputados de Izquierda Unida. El candidato del PP prometió reducir a la mitad los entes públicos de Extremadura, que es la comunidad con más funcionarios por habitante de toda España.

Los últimos datos del Ministerio de Economía indican que Extremadura cuenta actualmente con 70 entes públicos entre empresas, consorcios y sociedades mercantiles. Por otra parte, Monago aseguró que reducirá al 50% el número de altos cargos y puestos de libre designación. Los gastos por representación, en publicidad y dietas de viaje también se recortarán a la mitad.

"Los trabajadores públicos venimos a servir a la administración, no a servirnos", sentenció Monago, que será el primer presidente de la Junta extremeña no socialista desde la reinstauración de la democracia. Monago, que gobernará en minoría y precisará de los tres diputados de Izquierda Unida para alcanzar mayorías parlamentarias, lanzó varios guiños a la izquierda. Así, se desvió del discurso oficial del PP al asegurar que instará al Gobierno central a recuperar el impuesto sobre el patrimonio, eliminado en 2008. Por otra parte, apuntó que modulará el impuesto de sucesiones, un tributo que la mayoría de comunidades del PP prácticamente han eliminado. Sin embargo, Izquierda Unida exige su mantenimiento y Monago no seguirá los pasos de otras comunidades populares.

La Junta contará con siete consejerías frente a las once actuales

En cualquier caso, se comprometió a eliminar el céntimo sanitario, un recargo autonómico sobre la gasolina y avanzó que se permitirá fraccionar el pago en el impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados sin intereses para la adquisición de una casa.

Sin sanciones de momento

Por otra parte, el coordinador general de Izquierda Unida (IU), Cayo Lara, manifestó ayer una vez más que la federación en Extremadura "se equivoca" si finalmente sus tres diputados se abstienen en favor del candidato popular. En cualquier caso, remarcó que la dirección federal no tomará ninguna decisión sobre posibles sanciones hasta que no se haga efectiva la investidura de Monago. Lara explicó que en los últimos días "no ha habido ninguna reunión" entre la dirección federal y la regional para intentar acercar posturas ya que los diputados extremeños se negaron a ello. El dirigente de IU aclaró que el principio de su campaña electoral de los comicios del 22 de mayo de no permitir "ni por activa ni por pasiva" gobiernos del PP en ayuntamientos y comunidades autónomas se decidió "democráticamente" por todas las federaciones que conforman la coalición.

Arranca el pacto CC-PSOE en Canarias

El candidato a la presidencia del Gobierno de Canarias, Paulino Rivero (CC), prometió ayer trabajar para que el archipiélago cuente en 2020 con una tasa de abandono escolar del 10% cuando ahora supera el 30% y reducir las listas de espera.

Rivero, durante su intervención en el pleno de investidura para elegir presidente del Gobierno, anunció además un Pacto Social y Político por la Sanidad, "que impulse una nueva estrategia". Aquí aclaró que los ciudadanos podrán tener cita con su médico de familia en un plazo de 24 horas y en ningún caso más allá de las 48. Se compromete a reducir las listas de espera para el especialista y para las pruebas diagnósticas a un plazo de referencia de 30 días, "no debiendo superar los 90", apostilló.

"Garantizaremos la financiación para programas sociales y pediremos mejor financiación para la atención a la dependencia", argumentó Rivero, quien dijo que su reto será que los expedientes no se prolonguen más de seis meses. En el nuevo Gobierno CC tendrá cinco consejerías y el PSOE, tres.