Cuenta con activos valorados en 171,76 millones

Dhul tiene un agujero patrimonial de 618 millones

La empresa de postres lácteos Dhul, propiedad de Nueva Rumasa, cuenta con un agujero patrimonial de 618,26 millones de euros, ya que sus activos están valorados en sólo 171,76 millones, frente a unas deudas de 790 millones.

El informe de situación patrimonial que han elaborado los administradores concursales de la compañía, publicado en su página web, revela que ese déficit podría ampliarse, ya que existen deudas en discusión por importe de 109,56 millones.

Entre los activos se ha incluido la marca Dhul, que la familia Ruiz-Mateos puso en 1997 bajo la titularidad de la sociedad Lerton Holding, radicada en Belice, como medida defensiva.

No obstante, la administración concursal considera que la empresa con sede en Granada es el titular real de ese activo porque "ha venido usando de modo exclusivo y excluyente, sin solución de continuidad y sin contraprestación alguna, la marca Dhul y sus derivadas y periféricas" hasta el punto de que "ha asumido y contabilizado los costes comerciales y publicitarios".

La propiedad de la marca es fundamental para garantizar el éxito de un posible proceso de venta de la empresa, sobre la que decaería el interés de los compradores si no pudieran seguir utilizando las denominaciones con las que ha comercializado hasta ahora sus productos.

La administración concursal -formada por los abogados Francisco Romero y Francisco de Paula Zurita, los economistas Álvaro Quero y Enrique Borrello, y Deloitte- no ha otorgado un valor separado a la marca, sino que la ha incluido dentro del fondo de comercio, valorado en 30,5 millones.