A medio plazo

Saab cierra el acuerdo con Pang Da y Youngman y asegura su viabilidad

El acuerdo alcanzado el 13 de junio, por el cual las compañías chinas invertirían 250 millones de euros en la marca sueca, se convierte ahora en un pacto vinculante pendiente de la autorización de los reguladores.

Vehículo Saab
Vehículo Saab

El fabricante de automóviles Swedish Automobile (antigua Spyker) y su filial Saab Automobile han firmado un acuerdo vinculante con las empresas chinas Pang Da y Zhejiang Youngman Lotus Automobile que servirá para asegurar las necesidades a corto y medio plazo de Saab, informó la compañía en un comunicado.

Saab explicó que de esta manera se convierte el acuerdo de intenciones no vinculante firmado el pasado 13 de junio en un pacto vinculante que está sujeto a la aprobación por parte de las autoridades reguladoras y de otras partes involucradas.

El acuerdo contempla que Pang Da y Zhejiang se harán con una participación en el capital de Swedish Automobile por un importe total de 245 millones de euros. Por el momento, todas las empresas involucradas trabajan para crear una 'joint venture' de distribución a tres partes y otra de producción para vehículos Saab y de otra marca en China.

Estos pactos están sujetos a la aprobación de las autoridades competentes y contemplan el retorno de Vladimir Antonov como accionista e inversor en Swedish Automobile. Este regreso se producirá una vez se culmine su autorización por parte de los actores interesados.

Asimismo, Saab y Zhejiang Youngman Passenger Car Group han firmado un convenio condicional para la creación de una 'joint venture' con sede en Suecia que se dedicará al desarrollo de tres nuevos modelos de la firma escandinava.

Esta compañía conjunta estará formada al 50% por las dos empresas y servirá como base para la expansión de la oferta de Saab con tres modelos que hasta ahora no formaban parte de la estrategia de productos actual. Estos vehículos serán los nuevos 9-1, 9-6X y el 9-7.

La marca sueca se encargará del control y gestión del diseño de estos modelos, así como del proceso de desarrollo y las pruebas para el inicio de la producción, de dar el apoyo necesario para el control técnico y de calidad. De su lado, la empresa china será responsable de las inversiones financieras necesarias.

El consejero delegado de Saab Automobile y de Swedish Automobile, Victor Muller, se mostró muy contento por la firma de este pacto vinculante, puesto que pone de manifiesto la confianza de todas las partes en una alianza tripartita con garantías de éxito.