TRIBUNA

Austeridad, eficiencia y prosperidad

El viernes arrancó el Campus FAES en su octava edición, con el habitual encuentro intelectual, académico, profesional y político que la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales realiza cada mes de julio en Navacerrada. Lo hace en unas circunstancias económicas muy adversas, las más adversas que ha vivido nuestro país en los últimos años. España sufre la mayor crisis económica desde hace décadas. Con un déficit cercano al 10% del PIB, una deuda pública creciente, que sobrepasa el 63% de nuestra economía, una tasa de paro del 21,3%, un estancamiento preocupante tras una profunda recesión y uno de cada dos jóvenes desempleados, España necesita reformas profundas.

El gasto desmedido, la despreocupación por la gestión pública, la demagogia y el populismo han situado a España en un nivel de déficit y deuda extremadamente abultados. Tan abultados que en mayo de 2010 le impusieron a Rodríguez Zapatero múltiples reformas desde el exterior. Reformas que el Gobierno socialista no ha llevado a cabo de manera clara, hecho que motiva que España siempre vea su economía muy afectada por todas las turbulencias del exterior, que dispara la prima de riesgo de su deuda. Si los socialistas españoles hubiesen realizado las reformas en su momento, España se encontraría a salvo de cualquier riesgo.

Esta crisis ha puesto de manifiesto que distintas políticas dan distintos resultados, de forma que las políticas socialistas de gasto, déficit y deuda nos conducen a la recesión y el paro masivo, mientras que las políticas liberales y reformistas, de estabilidad, austeridad y bajos impuestos conducen a la prosperidad. España necesita otra política económica. Para analizar qué reformas necesita España y hacer propuestas, la fundación presidida por José María Aznar ha programado el primero de sus cursos de este año, el de economía, que en su título, El camino a la prosperidad, resume qué se pretende ofrecer en él a lo largo de las jornadas programadas.

En ellas, se analiza el sistema financiero, el marco jurídico, el mercado de trabajo o los excesos de regulación, hasta llegar a la sesión que cobra una especial importancia en estos tiempos de crisis de deuda soberana y de debate del gasto público y de la propia gestión pública.

Y en esta sesión, Percival Manglano, nuevo consejero de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid, se encargará de mostrar que las políticas de austeridad y reducción del gasto, de estabilidad presupuestaria, de rebaja ordenada y selectiva de impuestos y de la eficiencia en la gestión, a través de la eliminación de trabas y la colaboración público-privada, obtienen mejores resultados. El consejero madrileño analiza la política económica aplicada por la región presidida por Esperanza Aguirre, en el margen de sus competencias, que ha permitido que Madrid se diferencie positivamente del conjunto de España y del resto de regiones en estos últimos años.

Políticas de austeridad que han aplicado disminuciones importantes en el presupuesto regional (un 3% en 2010 y más de un 9% en 2011), con la más importante racionalización del sector público empresarial, que eliminó más de 100 entes, organismos y órganos consultivos, con un ahorro de 1.730 millones de euros, así como la eliminación de siete consejerías, 30 altos cargos y la mayor parte de vehículos oficiales.

Austeridad que ha permitido priorizar el gasto -crece el peso destinado a los servicios esenciales, donde se destinan 8 de cada 10 euros del presupuesto- y que, gracias a la colaboración público-privada, ha aumentado la eficiencia y ha permitido hacer más con menos y bajar los impuestos para dinamizar la economía y el empleo, al tiempo que ha mantenido a Madrid en estabilidad presupuestaria, como única región que nunca ha tenido que presentar un plan de saneamiento.

Y esas políticas dan unos resultados: Madrid crece al mismo ritmo que la UE, casi un 2%, mientras España se estanca, tiene una tasa de paro seis puntos menor que la media nacional, en ella se crean una de cada cuatro empresas en España y recibe tres de cada cuatro euros de la inversión extranjera que llega a nuestro país. Austeridad y eficiencia que han hecho que la Comunidad de Madrid haya resistido mejor la crisis y se encuentre preparada para afrontar la recuperación, como dicen BBVA, La Caixa, Deloitte o Fedea. Son las políticas de austeridad y de eficiencia en la gestión que recoge este curso las que conducirán a España al camino a la prosperidad.

José María Rotellar. Secretario del curso de economía 'El camino a la prosperidad' del campus FAES