Intervenciones del Grupo Mixto

Zapatero se aferra a su política reformista

El guión de la segunda jornada del debate sobre el estado de la nación no ha variado mucho con respecto a la primera. Las críticas de grupo mixto se han centrado en la gestión económica del Gobierno y el presidente Zapatero ha permanecido aferrado a su política reformista.

El debate sobre el estado e la nación se ha reanudado hoy con las intervenciones de los portavoces del grupo mixto, formado por partidos como el BNG, los nacionalistas canarios, UPyD y Unión del Pueblo Navarro (UNP). El Gobierno no ha anunciado nueva medidas, pero tanto Zapatero como José Antonio Alonso han esgrimido las políticas sociales y las reformas emprendidas hasta el momento.

Con Coalición Canaria ha mantenido el intercambio dialéctico más amable, pues ha tenido ocasión de repasar los compromisos de inversiones del Ejecutivo con las Islas y de agradecer a esta formación su actitud en la legislatura, poniendo los intereses generales por encima de los partidistas, ha resaltado Zapatero. Ha recordado, en concreto, que fue uno de los pocos partidos que no rechazó el paquete de ajuste de mayo del año pasado, "fecha que pasará a la historia de lo que aquí pasó -en el hemiciclo- y de lo que hizo cada uno".

En respuesta a Rosa Díez, Zapatero le ha reprochado sus críticas al estado autonómico y le ha recordado que el mayor centralismo se vivió en el régimen anterior, con la dictadura, y no se garantizaba la igualdad territorial entre los ciudadanos. Ha añadido que en la historia de España "la mayor igualdad de oportunidades se ha producido con la democracia y el sistema autonómico", al igual que "la mayor igualdad de reparto de la riqueza y acceso a la inversión pública" y "la mayor convergencia en renta per cápita".

Ante la justificación de la diputada de UPyD, quien ha insistido en que el bipartidismo es consecuencia de la ley electoral, Zapatero le ha replicado que no es así, aunque ha reconocido que se puede revisar la legislación para garantizar la representación más proporcional de algunas formaciones, como ayer le respondió al portavoz de IU, Gaspar Llamazares.

Ante el BNG, Zapatero ha insistido en el compromiso de su Gobierno con las infraestructuras gallegas, especialmente la alta velocidad ferroviaria, sobre la que "no había absolutamente nada hecho" en 2004, cuando llegó a la Moncloa. Ha defendido su gestión económica de las críticas del portavoz gallego, Francisco Jorquera, quien ha pedido ante el pleno dar pasos decisivos para suprimir las diputaciones.

En este contexto, Zapatero ha compartido con él la necesidad de estudiar el futuro de estas estructuras administrativas, porque "tal y como están, no pueden permanecer así".