Un diputado socialista vota en contra

Grecia da el 'sí' al plan de ajuste

El Parlamento griego ha dado luz verde al plan de ajuste requerido para desbloquear los 12.000 millones de euros relativos al quinto tramo del rescate financiero aprobado hace un año por la Unión Europea y el FMI. Montante imprescindible para que el país pueda hacer frente a las obligaciones de pago de los próximos meses para conseguir así evitar la bancarrota.

Grecia ha votado 'sí' al duro plan de ajuste que tendrá que aplicar para sanear su economía y ha abierto el camino para que la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) liberen los 12.000 millones de euros relativos al quinto tramo del plan de rescate financiero aprobado hace un año, y que son necesarios para que Atenas pueda afrontar los vencimientos de deuda a los que debe de hacer frente los próximos meses.

Este nuevo plan de austeridad era una condición sine qua non para que la llamada 'troika', integrada por la UE, el FMI y el Banco Central Europeo (BCE), desbloqueara este importe, y así evitar la suspensión de pagos. A pesar de la euforia desatada con esta decisión, todavía falta la votación mañana de una ley especial que permita la aplicación inmediata de las nuevas medidas y la decisión definitiva del Eurogrupo, que el domingo mantiene una reunión extraordinaria.

Después de casi tres días de debate, una huelga general de por medio y una rebelión interna en el seno del partido socialista gobernante, el primer ministro Yorgos Papandreu ha logrado sumar suficientes apoyos para que el Parlamento griego diera luz verde a un paquete de medidas de ahorro de 78.000 millones en los próximos cinco años que implicará recorte de gastos, subidas de impuestos y privatizaciones.

La votación de los 300 diputados de la Cámara de Atenas ha sido nominal. Finalmente, solo uno de los tres diputados rebeldes del PASOK ha votado en contra del plan de austeridad. Panagiotis Kouroublis se opuso en los últimos días a la línea general de su partido y ha expresado que "el patriotismo, en mi opinión, va en contra de la injusticia social creada por la una crisis que se comparte de forma injusta". Kouroublis ha sido explulsado del partido, con lo que la mayoría parlamentaria del Ejecutivo queda ahora en 154 escaños.

La sorpresa la ha dado una diputada de la oposición conservadora de Nueva Democracia que ha roto la disciplina de partido que pedía el 'no' y ha votado a favor, lo que ha compensado la negativa de Kouroublis. El resto de la oposición conservadora ha dado la espalda al plan de ajuste. Así, el Gobierno heleno ha logrado el respaldo de 155 escaños frente a 138 que no dieron su apoyo, superando así una prueba de fuego para el futuro del país.

Previamente a la votación, Papandreu quemaba sus últimos cartuchos y pedía a los diputados elegir entre "el camino duro del cambio o la catástrofe". "La suspensión de pagos cerraría el sistema de salud, las escuelas, reduciría las pensiones en un 80 % y los sueldos de todos los funcionarios públicos", ha advertido el jefe del Ejecutivo. Precisamente, la Unión Europea había insistido en que no existía un 'plan B' para Grecia si fracasaba la votación.

La votación de hoy ha coincidido con la segunda jornada de la cuarta huelga general. El clima de descontento en la calle está provocando disturbios en los alrededores del Parlamento. La policía griega ha dispersado con gases lacrimógenos a miles de manifestantes. Ayer, el primer día de protestas se saldó con decenas de detenidos y heridos.

Bruselas se felicita del resultado

Las reacciones al resultado de la votación no se han hecho esperar. Especialmente rápidos en su respuesta han sido los dos principales dirigentes comunitarios. Así, en un comunicado conjunto del presidente de la Comisión Europea, Jose Manuel Durao Barroso, y el máximo representante del Consejo, Herman Van Rompuy, ambos líderes han declarado que "el país ha dado un importante paso para la corrección de los desequilibrios fiscales y para llevar a cabo las reformas estructurales necesarias que le permitan volver a la senda del crecimiento económico. Este ha sido un ejemplo de responsabilidad nacional que sirve para alejar el fantasma de la quiebra", han concluido.

Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, ha calificado de "buena noticia" la aprobación en el Parlamento griego del nuevo plan de ajuste, según ha revelado vía Twitter su portavoz, Steffen Seibert. Unas palabras que se han tornado en reproche al calificar de "lamentable" el hecho de que la oposición conservadora helena no haya apoyado los recortes. Desde el ejecutivo español, ha sido el ministro de Trabajo e Inmigración, Valeriano Gómez, el que se ha felicitado por la noticia, deseando que sirva para relajar el "estrés" que sufer actualmente la deuda española.