Advierten del riesgo de un incremento en las tarifas

Vodafone, KPN y T-Mobile, contra la ley holandesa de neutralidad de red

Holanda se ha convertido en el primer país europeo que impondrá por ley la neutralidad en la red. Una medida que impide a las operadoras discriminar servicios. KPN, Vodafone y T-Mobile, que habían hecho lobby en contra, advirtieron ayer del riesgo de una subida del precio del internet móvil.

Primero fue Chile y ahora ha sido Holanda. Ambos países han integrado en su legislación el principio de neutralidad en la red, una medida con la que pretenden evitar que las operadoras móviles bloqueen o cobren más a los consumidores por el uso de determinados servicios. Así, y tras aprobarse la medida por la Cámara Baja del Parlamento holandés, los holandeses podrían ser los primeros europeos que puedan utilizar servicios como Skype o WhatsApp sin temor a un cargo extra.

La modificación de la ley de telecomunicaciones de Holanda deberá ser aprobada ahora en el Senado para entrar en vigor.

La iniciativa -que consagra la idea de que todo el tráfico de internet debe ser tratado por igual, con independencia de que sea vídeo, audio o correos- ha sido criticada por KPN, líder del mercado holandés de telecomunicaciones, y las filiales de Vodafone y T-Mobile. Las operadoras aseguraron sentirse decepcionadas, según informó la BBC. Estas empresas habían estado haciendo lobby durante meses en contra de esta medida, advirtiendo que podría derivar en un aumento de las tarifas móviles si la ley era aprobada.

KPN indicó en un comunicado que lamentaba que el Parlamento holandés no hubiera dedicado más tiempo a debatir la cuestión. Además, el portavoz de esta compañía, Patrick Nickolson, añadió que "esto va a limitar nuestra capacidad para desarrollar una nueva gama de tarifas y existe el riesgo de aumentar los precios, ya que nuestras opciones para diferenciarnos ahora serán más limitadas".

Por su parte, Vodafone ha dicho que la ley inevitablemente "llevará a un aumento de los precios de internet móvil a un gran número de consumidores" y no a unos pocos. La cadena de televisión británica explicó que los políticos holandeses han tomado esta decisión después de que KPN anunciara precisamente sus planes para cobrar un dinero extra a sus clientes por el uso de Skype y del servicio gratuito de mensajería para móvil WhatsApp, algo que no gustó a los consumidores.

Por contra, Stephen Collins, director de asuntos gubernamentales y regulatorios en Londres de Skype, aplaudió la medida adoptada por los legisladores holandeses, que calificó de "sensata y justa". Además, dijo, "es un ejemplo para otros países de Europa".

Una medida que puede disuadir de invertir a las 'telecos'

Algunos analistas consultados por The New York Times advirtieron que las restricciones legales impuestas en Holanda a los operadores podrían llegar a otros países europeos. "Creo que habrá presión de los consumidores para que quede claro lo que están pagando", señaló Jacques de Greling, analista del banco francés Natixis. Mientras tanto, Luigi Gambardella, presidente de la junta directiva de la Asociación Europea de Operadores de Redes de Telecomunicaciones, advirtió que la ley holandesa podría disuadir a los operadores de hacer las inversiones necesarias en redes de alta velocidad por temor a construir una red que no sea rentable.