97 votos a favor y 7 en contra

Dinamarca expulsará a los extranjeros que sean condenados a penas de cárcel

El Parlamento danés aprobó hoy por amplia mayoría el endurecimiento de su ley de extranjería, que incluye una cláusula por la que los extranjeros que sean condenados a penas de cárcel serán expulsados automáticamente del país.

La iniciativa del ministro de Integración, Søren Pind, fue respaldada mayoritariamente por el Legislativo, incluidos el partido socialdemócrata y los Socialistas Populares, además de la coalición gobernante de centro-derecha, con un total de 97 votos a favor y solamente siete en contra.

Pind aseguró al periódico local Information antes de la votación parlamentaria que su intención era animar a la Justicia danesa a poner en práctica una política de expulsiones "mucho más agresiva".

La medida aprobada sólo excluye el proceso automático de expulsión para los casos en los que se pueda probar "con seguridad" que el país al que el condenado pretende ser devuelto viola las convenciones internacionales o la legislación danesa en materia de protección contra la tortura o pena de muerte.

Hasta ahora la expulsión del país era un recurso excepcional en Dinamarca que se aplicaba sólo a criminales condenados por delitos de carácter grave.

Desde su llegada al poder en 2002, el Gobierno danés de centro-derecha se ha distinguido por aprobar varias reformas para endurecer las leyes de inmigración y los controles fronterizos.

Recientemente, anunció la restauración de los controles aduaneros en sus fronteras con Alemania y Suecia, lo que provocó serias críticas en el seno de la Unión Europea.