Aplaza las ayudas hasta lograr más compromisos

El Eurogrupo fracasa en su intento de lograr un acuerdo para Grecia

Los ministros de Economía de la eurozona no han logrado un acuerdo, pese a las siete horas de negociación, para desbloquear los 12.000 millones de euros de asistencia urgente que necesita Grecia. Exigen a Atenas que introduzca antes drásticas medidas de austeridad.

La ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde; el ministro de Presupuestos de Luxemburgo, Luc Frieden; la ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, y la ministra austriaca de Finanzas, Maria Fekter antes de la reunión del consejo de Eurogrupo en Luxemburgo.
La ministra francesa de Finanzas, Christine Lagarde; el ministro de Presupuestos de Luxemburgo, Luc Frieden; la ministra de Economía y Hacienda española, Elena Salgado, y la ministra austriaca de Finanzas, Maria Fekter antes de la reunión del consejo de Eurogrupo en Luxemburgo.

Los ministros de Finanzas de la zona euro cerraron sin acuerdo la reunión destinada a desbloquear el quinto tramo del rescate a Grecia, situado en 12.000 millones de euros, para abordar las necesidades más urgentes del país. "Ha sido imposible tomar una decisión hoy sobre el desembolso", dijo el ministro belga de Finanzas, Didier Reynders, en declaraciones a la prensa al término de la reunión del Eurogrupo, que concluyó esta madrugada, tras siete horas de negociaciones, informa Efe.

"Fue imposible tomar una decisión porque necesitamos primero una clara decisión por parte del Parlamento griego. A principios de julio decidiremos, y organizaremos el desembolso a mediados de ese mes", explicó Reynders. Según los ministros, deben cumplirse tres condiciones antes de ese desembolso: la aprobación por parte del Parlamento griego del programa asociado a la ayuda; avanzar en la definición del plan de rescate a largo plazo como pide el Fondo Monetario Internacional, y definir con más concreción el papel del sector privado en un segundo programa de ayuda.

"No me puedo imaginar ni por un segundo que nos podamos comprometer a financiar" a Grecia sin contar con un compromiso de las autoridades griegas con el programa, dijo el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, al término de la reunión. Manteniendo la presión sobre Atenas, los ministros insistieron en que el desembolso dependerá de que el Parlamento heleno apruebe primero las leyes sobre reformas fiscales y la venta de activos estatales. Horas antes, el primer ministro Yorgos Papandréu había anunciado la convocatoria de un referéndum en otoño para introducir cambios en el sistema político y administrativo del país.

MÁS INFORMACIÓN

Sobre la implicación del sector privado en la reestructuración de la deuda y ayuda a Grecia, uno de los puntos que ha suscitado mayores divergencias dentro de la eurozona, Juncker aseguró que en ese aspecto ha habido "un progreso muy neto" respecto a las últimas semanas, pues, dijo, el Eurogrupo ha aceptado el acuerdo franco-alemán de optar por una participación "voluntaria".

La ministra española de Economía y Hacienda, Elena Salgado, consideró, tras cerrarse la reunión sin acuerdo, que "hubiera sido deseable que (el dinero) estuviera hoy" pero explicó que, a su juicio, tenerlo listo en julio es suficiente. "Lo ha dicho el FMI y nosotros también", recalcó Salgado.

"No se pone en cuestión la cantidad. Pero no se aprueba ese desembolso hasta que no se hayan estudiado algunas condiciones para el nuevo programa, no se haya llevado a cabo esa sesión del Parlamento y no se hayan las autoridades griegas comprometido a la participación del sector privado de manera voluntaria", dijo la ministra española. El comunicado aprobado por los ministros explica que "se buscará la participación del sector privado" de manera que los acreedores griegos suscriban "de manera informal y voluntaria" nueva deuda del país según vaya venciendo la que tienen en cartera, evitando una "suspensión de pagos selectiva" para Grecia.