Crisis en Grecia

Papandréu anuncia un referéndum sobre reformas políticas

Acorralado. Por la deuda del país y por la ira de sus ciudadanos. Como medida para intentar calmar el descontento que se vive en las calles, el primer ministro griego, Yorgos Papandréu, anunció ayer que convocará un referéndum en el próximo otoño para introducir cambios en el sistema político y administrativo del país, que se encuentra al borde de la quiebra por su abultada deuda.

Papandréu está dispuesto a presentar en una consulta popular unos cambios que calificó en el Parlamento como "necesarios para terminar con las raíces de los problemas que trajeron la crisis a Grecia". En el referéndum se abordaría un paquete de medidas para corregir males como la corrupción, la evasión de impuestos, la fuga de capitales y los privilegios de los diputados y altos funcionarios.

Esos asuntos están precisamente en el centro de las críticas del movimiento griego de los indignados, que desde hace casi un mes protestan a diario ante el Parlamento, y en otras muchas plazas, pidiendo que "se vayan los ladrones". Papandréu, después de haber tratado de imponer el orden en su partido con una remodelación del gabinete, parece estar tratando de hacer un guiño a la calle para aplacar el descontento popular. De hecho, reconoció que "el sentimiento de injusticia entre el pueblo puede hacer estallar todo el sistema político actual", debido a la percepción de que la mayor parte de las medidas de austeridad las soportan quienes menos tienen.

Reiteró que las duras medidas de ahorro son la única manera de garantizar la liquidez al Estado. "Si no cobramos el quinto tramo del rescate, de 12.000 millones de euros, nos quedaremos sin fondos", y no se podrán pagar los sueldos ni las pensiones, subrayó.

Menos ingresos

Las nuevas medidas, con recortes en los salarios públicos y subidas de impuestos, además del despido de funcionarios, aumentará la cifra de desempleo en Grecia, situada en estos momentos en el 15,9%. Reducirá, por tanto, los ingresos estatales, que ya han caído alrededor del 15%, según de los analistas.