Nueva huelga general

Las protestas ante el Parlamento griego derivan en graves enfrentamientos

Las protestas masivas en la jornada de huelga general en Grecia han derivado hoy en graves enfrentamientos ante el Parlamento de Atenas entre grupos radicales y policías, que tuvieron que utilizar gases lacrimógenos y lanzar varias cargas para controlar la situación.

Enfrentamientos ante el Parlamento griego
Enfrentamientos ante el Parlamento griego

Los griegos afrontan hoy una nueva huelga general de 24 horas, la tercera de este año, a la espera de que el Parlamento griego vote un nuevo e impopular paquete de medidas de ahorro.

Convocada por los sindicatos mayoritarios, la huelga paraliza la circulación de trenes y barcos y afecta también a la prensa. Permanecen también cerrados los bancos, los ministerios, los servicios al público, las guarderías infantiles y las empresas estatales en vías de privatización. Los hospitales públicos atenderán únicamente casos de emergencia. La excepción está vez son las aerolíneas y los aeropuertos, que funcionarán normalmente permitiendo los vuelos para no afectar al turismo.

En las calles alrededor del Parlamento, las protestas han derivado en graves enfrentamientos y el escenario es el de un campo de batalla por la destrucción de contenedores y paradas de autobuses, devastadas por grupos de manifestantes encapuchados que atacaron a los policías con piedras y bombas incendiarias. Los incidentes los han protagonizado grupos de incontrolados.

Según la primera información del servicio de urgencia medica, EKAB, en lo que va de la jornada han sido hospitalizados tres personas con heridas leves, una de ellas un policía, mientras otras cuatro también serán trasladadas para recibir primeros auxilios.

La policía ha llevado a cabo una veintena de detenciones, aunque los arrestados han sido luego puestos en libertad, según informaron fuentes policiales a Efe.

Incidentes violentos también ocurrieron entre grupos de "indignados" y radicales, con los primeros intentando alejar a los grupos anarquistas violentos.