Hasta ahora se realizaba a los 19 bancos principales

La Fed realizará pruebas de estrés a las 35 mayores entidades de EE UU cada año

La Reserva Federal estadounidense (Fed) tiene previsto realizar revisiones anuales de los planes de capital de las 35 mayores entidades bancarias de Estados Unidos.

A fecha de 31 de marzo las entidades acumulaban activos por un importe superior a los 50.000 millones de dólares (56.560 millones de euros), cuyos resultados condicionarán sus programas de reparto de dividendo o recompras de acciones.

Con esta propuesta, la Fed institucionaliza las recientes pruebas de Análisis y Revisión Integral de Capital (CCAR por sus siglas en inglés), publicadas este mes de marzo, que incluyeron un análisis prospectivo de los planes de capital de las 19 mayores entidades bancarias de Estados Unidos.

El objetivo de la revisión de los planes de capital es garantizar que las entidades creen unos procesos de planificación de capital de cara al futuro que tengan en cuentan sus riesgos propios y que le permitan continuar con sus operaciones durante momentos de estrés económico y financiero.

"Se esperará que las instituciones tenga planes creíbles para contar con el capital suficiente que les permita continuar prestando dinero a los hogares y los negocios, incluso bajo condiciones adversas. El consejo de administración de las instituciones deberá revisar y aprobar cada año los planes de capital antes de remitirselos a la Fed", añadió.

Como parte de su revisión de los planes de capital, la Fed podría evaluar los programas de las entidades para la distribución de capital, como los incrementos de los pagos de dividendos y la compro o el reembolso de acciones en el marco. En algunos casos, como aquellos en los que los planes de capital hayan sido rechazados por la Reserva Federal, las entidades tendrán que recibir la aprobación de la Fed antes de hacer cualquier distribución de capital.

Asimismo, aclara que el nivel de detalle y análisis previsto para los planes de capital de cada entidad variarían en función de su tamaño, su complejidad, su perfil de riesgo y el alcance de sus operaciones. La Fed espera que estas pruebas de estrés se tengan en cuenta cuando se elaboren los planes de capital.

La Reserva Federal tiene previsto finalizar su propuesta a finales de este año y comenzar con las revisiones anuales de capital a principios de 2012. Con esta medida, se complementaría las medidas recogidas por la Ley Dodd-Frank sobre la reforma de Wall Street y la Ley de Protección del Consumidor.