El Ibex pierde los 10.000

Varapalo a las bolsas europeas

Toda la semana se ha desarrollado bajo mucha presión bajista. El día de hoy no ha sido una excepción, empujado por los datos macro de exportaciones de China, por debajo de lo esperado, por Grecia y por Wall Street.

La excusa del día para bajar ha sido desde buena mañana: China ha dado datos macro de exportaciones, claramente por debajo de lo esperado, y el Belén de Grecia sigue en todo lo alto. Son ciertas ambas cosas, pero no nos engañemos, las bolsas siguen bajando sobre todo porque Wall Street está descontando intensamente que se acaba en pocos días, el principal factor alcista de meses, el que a veces ha sido el único comprador en el mercado...el helicóptero de la FED.

Y evidentemente las bolsas europeas se ven arrastradas, porque bastante hicieron con quedar laterales durante meses con la que está cayendo en la zona euro. Claro ahora que llegan las vacas flacas, con que no fueron capaces de subir cuando Wall Street estaba enrachado...

Desde el punto de vista técnico es muy importante la zona de soportes del futuro del mini S&P 500 que va de 1.235 a 1.250. Por ahí está la media de 200, está el retroceso de Fibonacci del 38,2 % de toda la bajada anterior y está además el soporte natural.

Si hay algún buen punto de rebote para corregir la sobreventa alta que se está acumulando es ese. Si llegara ahí y no se parara, las cosas se pondrían feas, pero parece poco probable al menos en el primer intento.

Es importante destacar que las instituciones siguen en posición vendedora, con las mayores ventas desde el mes de marzo, eso no es una buena cosa para las bolsas.

Y lo peor de todo es cuando uno se pone a pensar. La Europa periférica lo está pasando mal con la deuda, pero el problema es que hay países como Japón, como EEUU o como Reino Unido con un problema exactamente igual de serio. Simplemente el ojo del mercado, que va siempre muy por modas, no se ha centrado en ellos. Si lo hiciera aún se complicarían más las cosas.

Y eso sin hablar del gigante chino, del que podríamos pasarnos horas hablando de los peligros que encierra...

La semana que viene es semana de vencimiento de derivados, y eso condicionará en cierta manera al mercado. Además es semana de vencimiento trimestral. Recordemos que la siguiente, es decir la del 20 al 24, suele ser estacionalmente muy complicada.

En cuanto al Ibex ha cerrado perdiendo los 10.000. Seguramente habrá más lucha por ese nivel. Son cifras muy psicológicas que no es nada fácil perderlas a la primera. Si definitivamente confirma la pérdida la figura técnica es muy fea, porque sería romper un triángulo descendente que se mantenía desde casi febrero por la parte baja. Los triángulos son figuras de duda, y suele haber reacciones violentas cuando se rompen ya sea por debajo o por arriba.

Vamos a ver si es capaz de volver rápidamente por encima de 10.000 con lo cual no pasaría nada o si confirma. El siguiente soporte está en 9.750-9.800, por debajo tiene mucho potencial bajista, pero no olvidemos que antes de romper eso, el futuro del mini S&P 500 se encontraría con su soporte de 1.250 y eso le daría al Ibex una oportunidad.