Julio Segura opina en una entrevista

La CNMV afirma que es relativamente fácil usar información privilegiada

El presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Julio Segura, considera relativamente sencillo el uso de información privilegiada "no solo en España, en todo el mundo", si se hace con cuidado de no dejar rastros o de que estos no sean muy directos.

Así lo asegura en una entrevista incluida en un volumen publicado por la Fundación de Estudios de Economía Aplicada (Fedea), con motivo de la conmemoración de su vigésimo quinto aniversario, que contiene conversaciones con 16 personalidades de la vida económica española.

Julio Segura explica que la labor de la CNMV incluye fundamentalmente dos asuntos: la información privilegiada y la manipulación del mercado.

Sobre la primera cuestión, aclara que si son los mismos protagonistas de una operación los que usan información privilegiada "es facilísimo intervenir", puesto que son fácilmente identificables, pero en otros casos es preciso demostrar que esa información se ha utilizado a través de personas o medios interpuestos.

Abuso de mercado

En cuanto al abuso de mercado, lamenta que la Ley del Mercado de Valores no dote al supervisor bursátil de más herramientas de supervisión que una entrevista en la que el sospechoso de utilizar información privilegiada "contesta como quiere", una limitación que espera que cambie en el desarrollo de la Ley de Economía Sostenible.

De hecho, Julio Segura explica que ni siquiera es un delito no contestar o simplemente mentir a la CNMV. El supervisor añade que no puede siquiera incautarse de los ordenadores sospechosos.

70.000 operaciones sospechosas

El supervisor señala que cada año "saltan las alarmas" de aproximadamente 70.000 operaciones sospechosas, de las que al final se investiga solo una quinta parte, un problema que padecen todos los supervisores. Segura se muestra relativamente pesimista respecto a la futura evolución de la economía española, a la que pronostica un crecimiento medio del 1,5% anual que consolidaría una tasa de paro cercana al 15%. Para cambiar esta tendencia, el presidente de la CNMV ofrece dos respuestas, unos básicos mínimos en materia de educación y la apuesta decidida por I+D+i.