Casi el 40% de la riqueza mundial está en manos de un 1% de la población

Los millonarios no entienden de crisis

La crisis mundial no va con ellos. Ya son ricos y cada vez lo son más, según un estudio de Boston Consulting Group.

Continetal Supersports Convertible, de Bentley
Continetal Supersports Convertible, de Bentley

No solo el idioma chino liga la crisis con la apertura de oportunidades. En el lenguaje de los millonarios esta unión de destinos no es solo un matiz semántico, sino una realidad contante y sonante.

El último estudio que lo demuestra lleva el sello de la consultora Boston Consulting Group y supone la undécima edición de su informe sobre la riqueza mundial. Ahí se constata que los ricos no han sufrido la crisis; es más, la han aprovechado para aumentar las ganancias de sus inversiones.

Así, los millonarios suponen solo el 0,9% del total (los cálculos no se hacen sobre personas, sino sobre hogares), pero acumulan el 39% de la riqueza mundial (medida en forma de inversiones en efectivo, activos y valores). Eso significa que en doce meses su participación en el capital global ha subido, porque estaba entre el 37% y el 38% en 2009, según Boston Consulting Group.

Con un total de 121,8 billones de dólares en inversiones (la cifra en euros es solo un poco menos estratosférica), los millonarios han aumentado un 8% su riqueza durante 2010, un año azotado por la crisis. Pero está claro que no la han notado mucho, porque entre 2009 y 2010, lo peor de la Gran Recesión, su capital ha aumentado en 20 billones de dólares.

Eso si, estos porcentajes de crecimiento arrojan una mala noticia para los ricos y es que el incremento se está desacelerando; es decir, cada día son más ricos, pero a menor velocidad que antes.

Pese a este obstáculo, el selecto club de los millonarios admite cada vez a más gente. Crecen las fortunas y sube el número de personas que las poseen. El año pasado eran 12,5 millones los hogares millonarios, un 12,2% más que el ejercicio anterior. Y eso que para formar parte de este grupo hay que tener un millón de dólares o más en inversiones (depósitos, acciones, fondos...), porque las casas, los coches, los bienes de lujo o la participación en la compañía de uno mismo no valen, según el criterio que rige el estudio.

Llegan los ultramillonarios

Con varios millones de millonarios en el mundo y un crecimiento anual de dos dígitos, Boston Consulting Group ha decidido inventarse una nueva categoría de potentados para hacer un nuevo club más exclusivo aún: el de los ultramillonarios.

Para llegar a este nivel hay que tener más de 100 millones de dólares invertidos. El estudio de la consultora no da cifras globales, pero sí dice dónde están. Estados Unidos es el país que más tiene en términos absolutos, hay 2.692, y Arabia Saudí donde mayor es la concentración proporcional. Le siguen Suiza, Hong Kong, Kuwait y Austria.

Europa y Japón sufren

Pese al aumento global de las desigualdades durante la crisis, hay dos zonas donde los ricos sí han sufrido algo, aunque poco, la inestabilidad financiera mundial. Son los potentados de Europa y Japón. Los primeros, porque su riqueza ha crecido menos que la media durante 2010; los segundos, porque se ha reducido ligeramente.

Este tropezón europeo ha hecho que ahora, por primera vez, la región donde se acumula más riqueza sea Norteamérica, con 38,2 billones de dólares. Europa se queda solo un poquito atrás. La zona de Asia-Pacífico (excluyendo Japón) es la que más crece.

Los países con más ricos son Estados Unidos (con 5,2 millones), Japón, China, Reino Unido y Alemania.