Han solicitado al Gobierno su inmediata intervención

Los transportistas calculan en 15 millones las pérdidas por la crisis del pepino

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) calcula en 15 millones de euros las pérdidas ocasionadas al sector del transporte español por la prohibición de entrada de productos hortofrutícolas en diferentes países europeos.

Según las estimaciones de esta organización, que agrupa a 32.000 pequeñas y medianas empresas transportistas, más de 7.500 servicios de transporte han sido cancelados en la última semana, lo que supone importantes perjuicios al sector, ya de por sí gravemente afectado por la crisis económica que atraviesa desde mediados de 2008.

Por tanto, Fenadismer ha solicitado al Gobierno su inmediata intervención en relación con la prohibición llevada a cabo de forma unilateral por diferentes estados miembros de la Unión Europea de la entrada de productos hortofrutícolas procedentes de España.

Los transportistas advierten de que, si persiste la crisis del pepino, afectará muy gravemente a la recuperación del sector español de transporte internacional, que era el único que había conseguido reactivar su actividad -un 6,6 % en el último año- frente al decrecimiento del transporte interior.

En opinión de Fenadismer, es necesario que las autoridades competentes a nivel europeo establezcan medidas compensatorias no sólo al sector agrario sino también al del transporte español para resarcir los daños ocasionados por dicha medida.

Los productos hortofrutícolas españoles se transportan a los mercados europeos en más de un 90 % por carretera, frente a sólo un 8 % por ferrocarril, siendo además los agrícolas el principal grupo de mercancías que se exporta por carretera desde España, con más del 31 % del total medido en toneladas-kilómetro, recalcan.