A pesar de la 'guerra de precios'

Salgado afirma que no está previsto una subida de los impuestos sobre el tabaco

La ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, afirmó que el Gobierno no tiene previsto una subida de los impuestos sobre el tabaco, pese a la 'guerra de precios' en la industria, que consideró que puede ser una "cuestión temporal, de ubicación en el mercado".

Elena Salgado aseguró que el ministerio se mantendrá expectante sobre "cómo se desarrollan las cosas en las próximas semanas", pero insistió en que por el momento no hay ninguna decisión de ese tipo ni tomada ni planteada"

Tras señalar que el Comisonado para el Mercado de Tabacos ya está manteniendo reuniones con las tabaqueras para analizar la situación actual, afirmó que "como ex ministra de Sanidad" no está de acuerdo con que haya una reducción de precios que pueda provocar que se fume más. Salgado afirmó en rueda de prensa que su responsabilidad como actual ministra de Economía y Hacienda es contribuir a que los impuestos colaboren con la reducción del tabaquismo, "y puedo decir que lo han hecho", recalcó.

No obstante, afirmó que su responsabilidad es elaborar una ley que prohiba consumir tabaco en lugares publicos, como la actual, y contribuir a que los impuestos también colaboren con esa reducción del tabaquismo en España. "Puedo decir que lo han hecho", agregó.

Salgado recordó que según la estructura de impuestos establecida en el caso del tabaco, hay un importe mínimo por debajo del cual aunque los precios disminuyan, esto no tiene repercusión sobre los ingresos del Estado. Según los datos de ejecución presupuestaria hasta abril, la recaudación por labores del tabaco ha bajado un 6,9 % en el primer cuatrimestre respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar los 2.138 millones de euros.

Salgado se refirió también a la ley de Prevención y Prohibición del Consumo de Tabaco en lugares públicos, de la que también deseó que tenga éxito.

Philip Morris ha anunciado que va a bajar en 25 céntimos de euro el coste de sus cigarrillos "Marlboro", que pasarán a venderse a 4 euros, y en 30 céntimos los de "Chesterfield", que costarán 3,70 euros.

Junto a la rebaja en los precios de Marlboro y Chesterfiel, la compañía también ha reducido el precio de L&M, en 20 céntimos de euro, hasta quedar en 3,40 euros.

Las ventas de cigarrillos han experimentado una caída del 23,49 % en el acumulado del año hasta abril (879.348.834 cajetillas vendidas) en relación con el mismo periodo de 2010, y en contraposición destaca el incremento del 351 % del tabaco de pipa, hasta los 364.448 kilos.

Según reflejan los datos del Comisionado del Mercado de Tabaco, las ventas de cigarrillos cayeron en valor un 8,1%, hasta los 3.333.936.297 euros, es decir 325,65 millones de euros menos que lo gastado en el mismo periodo anterior.