Las centrales apagadas tras Fukushima no volverán a operar

Alemania acuerda el apagón nuclear para 2022

La coalición de Gobierno que dirige la canciller federal, Angela Merkel, acordó esta madrugada adelantar el apagón nuclear en Alemania al año 2022, aunque ya en 2021 habrán sido desconectadas la gran mayoría de las centrales atómicas del país.

La crisis nipona impulsa el negocio de la energía renovable
La crisis nipona impulsa el negocio de la energía renovable

Ya hay acuerdo en Alemania respecto del futuro de la energía nuclear. La coalición que dirige el país acordó anoche adelantar el apagón nuclear en Alemania al año 2022, aunque ya en 2021 habrán sido desconectadas la gran mayoría de las centrales atómicas. La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP) anunciaron esta madrugada que las ocho centrales cuya clausura provisional se anunció tras la catástrofe de Fukushima nunca mas volverán a ser conectadas a la red.

El titular alemán de Medio Ambiente, Nobert Röttgen, comunicó a la prensa esta madrugada que las tres plantas nucleares mas modernas retrasarán eventualmente su cierre hasta 2022 en el caso de que surjan problemas con el suministro eléctrico. El acuerdo entre las formaciones contempla que en el año 2018 se decida si el apagón puede llevarse a cabo en el 2021 o un año mas tarde.

La decisión de los partidos de la coalición que dirige Merkel supone un retorno a la decisión tomada en el año 2000 por la entonces coalición de socialdemócratas y verdes a las ordenes de Gerhard Schröeder que había aprobado por ley el fin de la era nuclear en 2021.

Merkel y su equipo se retractan así de la ley que aprobaron el pasado otoño para prolongar la vida de las centrales nucleares una media de 14 años y que retrasaba hasta 2036 la clausura de la última planta atómica en activo.

A la búsqueda del mayor consenso parlamentario posible, la decisión de los partidos del gobierno fue comunicada inmediatamente a los líderes de la oposición socialdemócrata (SPD) y verde, que fueron citados a la cancillería y que expresaron, sin embargo, sus dudas acerca de la iniciativa.

El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, comentó que su partido está dispuesto al consenso, pero bajo condiciones claras que deberán ser negociadas y el líder verde Jürgen Trittin manifestó que aun quedan muchas cuestiones sin aclarar y criticó que el apagón nuclear no sea claro y definitivo.La coalición de Gobierno que dirige la canciller federal, Angela Merkel, ha acordado adelantar el apagón nuclear en Alemania al año 2022, aunque ya en 2021 habrán sido desconectadas la gran mayoría de las centrales atómicas de Alemania.

La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel, socialcristianos bávaros (CSU) y liberales (FDP) anunciaron esta madrugada que las ocho centrales cuya clausura provisional se anunció tras la catástrofe de Fukushima nunca mas volverán a ser conectadas a la red.

El titular alemán de Medio Ambiente, Nobert Röttgen, comunicó a la prensa esta madrugada que las tres plantas nucleares mas modernas retrasarán eventualmente su cierre hasta 2022 en el caso de que surjan problemas con el suministro eléctrico.

Esas plantas deben ser contempladas como "reserva de seguridad", dijo Röttgen, quien comentó que el acuerdo entre las formaciones contempla que en el año 2018 se decida si el apagón puede llevarse a cabo en el 2021 o un año mas tarde.

La decisión de los partidos de la coalición que dirige Merkel supone un retorno a la decisión tomada en el año 2000 por la entonces coalición de socialdemócratas y verdes a las ordenes de Gerhard Schröeder que había aprobado por ley el fin de la era nuclear en 2021.

Merkel y su equipo se retractan así de la ley que aprobaron el pasado otoño para prolongar la vida de las centrales nucleares una media de 14 años y que retrasaba hasta 2036 la clausura de la última planta atómica en activo.

A la búsqueda del mayor consenso parlamentario posible, la decisión de los partidos del gobierno fue comunicada inmediatamente a los líderes de la oposición socialdemócrata (SPD) y verde, que fueron citados a la cancillería y que expresaron, sin embargo, sus dudas acerca de la iniciativa.

El presidente del SPD, Sigmar Gabriel, comentó que su partido está dispuesto al consenso, pero bajo condiciones claras que deberán ser negociadas y el líder verde Jürgen Trittin manifestó que aun quedan muchas cuestiones sin aclarar y criticó que el apagón nuclear no sea claro y definitivo.