Cumbre bilateral celebrada en Bruselas

La UE y Japón negociarán el libre comercio

La Unión Europea y Japón acordaron hoy iniciar consultas sobre un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre ambas potencias económicas, según informaron al término de la vigésima cumbre bilateral celebrada en Bruselas.

Las dos partes acordaron iniciar las discusiones para definir el alcance y nivel de ambición que deberá tener el TLC, como paso previo a abrir oficialmente las negociaciones.

La Comisión Europea anunció que, en paralelo, buscará la autorización de los estados miembros de la Unión Europea para iniciar las negociaciones "sobre la base de un proceso previo de exploración exitoso".

"Algunos podrían decir que no vamos lo suficientemente lejos. Yo digo que no hay que subestimar el significado político de nuestra decisión. Cuando dos de los socios comerciales más importantes confirman conjuntamente su intención de caminar hacia un tratado de libre comercio, eso es un gran paso adelante", dijo al término de la cumbre el presidente del Consejo, Herman Van Rompuy.

A su juicio, el acuerdo de hoy "conlleva un significado simbólico y político, pero también mucho más", pues "los potenciales resultados económicos y políticos" para ambas partes si el proceso se conduce con éxito "son enormes en términos de empleo, crecimiento y destino común".

Según las conclusiones de la cumbre, el acuerdo deberá tocar temas sensibles como los derechos de aduana, las barreras tarifarias al comercio, las barreras a la inversión exterior, los derechos de propiedad intelectual y el acceso a la licitación pública.

Preguntado por la preocupación europea respecto al compromiso real de Japón con estos temas, el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Barroso, respondió que "las dos partes quieren que el acuerdo sea sustancial, significativo y afronte todos los asuntos que afectan al comercio" entre los dos bloques.

Barroso explicó que estas preocupaciones habían sido abordadas durante la cumbre, tras lo cual añadió que "Japón también quiere tener en cuenta las preocupaciones expresadas por la parte europea".

Japón es el sexto socio comercial de la Unión Europea, con exportaciones por valor de 44.000 millones de euros en 2010 (el 3,2 % del total) e importaciones por valor de 65.000 millones (4,3 % del total), aunque la relación bilateral ha estado marcada por las fricciones comerciales, especialmente en las décadas de 1970 y 1980.

Concretamente, el progreso ha sido limitado en los asuntos que más preocupan a los europeos, como la eliminación de las barreras comerciales y el acceso a la licitación pública en un estado que cuenta con una de las tasas de penetración de la inversión exterior más baja de los países industrializados (3 %, frente al 30 % de la Unión Europea, según las cifras de Bruselas).