Lucky Strike y Pall Mall, más baratos

BAT entra en la guerra del tabaco y baja sus precios

La firma British American Tobacco se ha unido hoy a la guerra del tabaco, abierta esta semana a raíz de la subida de impuestos decretada por el Gobierno.

Abrió fuego Philip Morris, propietaria de Marlboro, y continuó la francesa Altadis, con Fortuna, Nobel y Ducados, entre otras marcas. Hoy ha seguido el envite BAT, al rebajar el precio de los rubios Lucky Strike, en 15 céntimos, y Pall Mall, en 20.

British American Tobacco, la segunda tabacalera del mundo ha reaccionado a los movimientos de precios de sus competidores, Philip Morris, e Imperial Tobacco (Altadis), y, según explica en una nota, "modificar a la baja el precio de sus marcas de tabaco para mantener su competitividad en este nuevo escenario de mercado".

El pasado 30 de abril BAT subió diez céntimos el precio de sus principales marcas en lo que calificó como un guiño al Gobierno para que evolucionara en su planteamiento fiscal hacia el tabaco. Este movimiento fue imitado por Imperial Tobacco (Fortuna y Ducados) subiendo también 10 céntimos todas sus marcas.

Siguiendo una agresiva política de precios similar a la iniciada recientemente en otros países europeos, Philip Morris aprovechó para reposicionar a la vez Marlboro, Chesterfield y especialmente L&M, que incluso bajó su precio. Ahora se avecinan más reacciones.

"Nos vemos obligados a volver a los diferenciales de precios entre marcas que existían antes de la subida del pasado 30 de Abril", afirma Juan José Marco, director de Asuntos Corporativos de British American Tobacco. "Nuestra intención era trabajar en favor de la sostenibilidad de todos los intereses del sector (Gobierno, agricultores, estanqueros, distribuidores y empresas tabaqueras entre otros), y por ello fuimos los primeros en subir los precios. No obstante, si nuestros principales competidores quieren aprovechar la situación con fines comerciales, debemos reaccionar".