Señala a España, Portugal y Grecia como países permisivos

Merkel exige jubilación y vacaciones comunes en la UE

La canciller alemana, Angela Merkel, reclamó ayer a la UE la armonización de la edad de jubilación y de las vacaciones. En su opinión, tras los rescates de Grecia, Irlanda y Portugal resulta agravante que los trabajadores del sur de Europa trabajen menos que los alemanes.

La jefa del Ejecutivo alemán, Angela Merkel, vuelve a pedir sacrificios. Menos de tres meses después de exigir que los países de la Unión Europea indexen las revisiones salariales a la productividad (y no a la inflación, como en el caso de España), la canciller pide más. Ayer reclamó en un mitin electoral la "armonización" de la edad de jubilación y del periodo vacacional en la UE.

"No se trata solo de no incurrir en más deudas, sino que también es importante que en países como Grecia, España o Portugal los trabajadores no puedan jubilarse antes que en Alemania", afirmó Merkel. Ello sería un agravio, considera, para los Estados que como el suyo han tenido que costear los rescates multimillonarios de Grecia, Irlanda y Portugal. Asimismo, añadió que "a pesar de que los europeos comparten una moneda común, unos disfrutan de muchas vacaciones y otros de muy pocas".

Sin embargo, se antoja improbable que los Estados miembros accedan a ejecutar la petición de Merkel, tachada en su propio país de populista por la oposición. En España, el secretario de Estado de Economía, José Manuel Campa, aseguró ayer que la homogeneización de los mercados laborales no debería significar una "convergencia estricta" en materia de horarios y jubilación. En Portugal, la izquierda tildó a Merkel de "colonialista", y le reprocha no haber comparado los salarios portugueses y alemanes (los últimos son cinco veces mayores).

Diferencias ajustadas

Merkel incluye a España entre los países menos propensos a trabajar. No obstante, la comparación con Alemania revela que las diferencias son mínimas. Ambos países acaban de aprobar sendas reformas en sus respectivos sistemas de pensiones que elevan de los 65 a los 67 años la edad legal de jubilación. En ambos casos, la implantación de la reforma se hará de manera progresiva.

Asimismo, según datos de la aseguradora Axa, la proporción de trabajadores que se jubilan anticipadamente de manera voluntaria es superior en el país germano que en España (un 51% contra un 40%, respectivamente). En la Península es más normal que la prejubilación venga exigida por la empresa (50%), una práctica menos habitual en Alemania (36%).

En cuanto a los días de libranza, no se puede hablar de agravios significativos. Así, mientras que los germanos disfrutan de 20 días anuales, los españoles gozan de 22. Otros países, como Francia, presentan diferencias más importantes, al contar con 30 días de fiesta y con la edad de jubilación en los 62 años.

Los trabajadores alemanes se retiran antes que los españoles

Los datos de Eurostat revelan la falta de rigor de la canciller alemana, Angela Merkel, al señalar a España como uno de los países en los que "los trabajadores se jubilan antes que los alemanes". Las estadísticas, correspondientes a 2009, demuestran lo contrario: los trabajadores alemanes se retiran antes que los españoles. Si en la Península la edad real de abandono del mercado laboral está en los 62,3 años, en el país germano se sitúa en los 62,2. Otros países, como Francia, sí que podrían ser caso de agravio, ya que allí los trabajadores se retiran a los 60 años. Por otra parte, tanto en España como en Alemania se ha extendido recientemente la edad legal de jubilación hasta los 67 años.