El organismo económico recalca que el director no tiene inmunidad

Salgado sugiere que Strauss-Kahn debe abandonar el FMI

La vicepresidenta económica, Elena Salgado, fue más allá del discurso reinante en la UE y sugirió ayer que Dominique Strauss-Kahn, debería dimitir. El aún director del FMI permanece en prisión acusado de siete delitos, entre ellos el de intento de violación de una camarera en un hotel de Nueva York. "Hay que dar estabilidad a las instituciones. Y creo que también hay que confiar en que Strauss-Kahn utilice su mejor criterio, en este caso al menos. En otros no parece que lo haya utilizado", afirmó Salgado tras la reunión de ministros de Economía de la UE.

Por la mañana, la vicepresidenta resaltó "la extraordinaria gravedad" de las acusaciones. "Mi solidaridad está con la mujer que ha sufrido una agresión si efectivamente ha sido así", añadió. Otros altos cargos europeos se han mostrado más comprensivos con el político francés. "Estoy muy triste. Es un buen amigo mío. No me han gustado las imágenes que vi en la televisión esta mañana", señaló el presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, en referencia al aspecto desaliñado con el que Strauss-Kahn compareció ante el tribunal que juzga su caso y que ordenó el ingreso a prisión sin fianza. El FMI recordó que el político francés no tiene inmunidad como jefe del organismo. Juncker también lanzó un reproche hacía aquellos que ya hablan de su sucesión: "Strauss-Kahn no ha dimitido y no sugiero que lo haga. Es indecente que algunos Gobiernos hayan empezado ese debate".

Europa pisa fuerte

Todos los políticos europeos, desde la canciller alemana Angela Merkel hasta Elena Salgado defendieron el derecho de Europa a nombrar al nuevo director del FMI, un aspecto que los emergentes ya han criticado. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, también rechazó abrir el debate de la sucesión en el FMI, aunque avanzó que la UE presentará candidatos cuando se abra el proceso. La actual ministra de Finanzas de Francia, Christine Lagarde, el ex gobernador del Bundesbank, Axel Weber y el ex ministro alemán de Finanzas, Peer Steinbrueck, ya suenan para ocupar la dirección del FMI.

Internet ya alberga una teoría conspirativa

Era solo cuestión de tiempo. Las primeras teorías, muy débiles en sus argumentos, que apuntan a que la detención del director del FMI, Dominique Strauss-Kahn, es obra de un complot ya se encuentran en internet. Incluso son avaladas por miembros del Partido Socialista francés, que confiaba en Strauss-Kahn para derrotar al presidente Nicolas Sarkozy. La teoría señala que al director del FMI le tendieron una trampa. Ello se sustenta en que un joven militante del partido conservador de Sarkozy, UMP, colgó en su Twitter la noticia de la detención solo 14 minutos más tarde de producirse. Y Arnaud Dessier, responsable de la campaña en internet de Sarkozy en 2007, rebotó el mensaje en la red social. Según la teoría de la conspiración, ambos simpatizantes de Sarkozy estaban muy bien informados.