Se abre la carrera por suceder a Strauss-Khan

¿Otro francés en el FMI?

La polémica detención del Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Khan, por agresión sexual ha abierto la carrera por su sucesión. Una carrera en la que empiezan a sonar con fuerza varios nombres, entre los cuales destaca especialmente los de una compatiotra del político francés.

Dominique Strauss-Kahn, del FMI, y Christine Lagarde, ministra francesa de Economía, en Davos
Dominique Strauss-Kahn, del FMI, y Christine Lagarde, ministra francesa de Economía, en Davos

La imagen de un serio Strauss-Khan entrando a los juzgados de Nueva York esposado y escoltado por dos policías parece haber amortizado la carrera del político francés. El mandato del todavía Director Gerente del FMI concluía en septiembre de 2012 pero su detención ha acelerado la carrera por su sucesión. Una carrera en la que parece estar especialmente bien posicionada la ministra de finanzas gala, Christine Legarde.

Legarde cuenta con un currículo envidiable, unas habilidades políticas fuera de toda duda y los poderes económicos la ven con buenos ojos; sin embargo puede que no sea suficiente. En el supuesto de que la ministra de Sarkozy consiguiese el cargo sería la sexta personalidad francesa en ostentar un puesto que en menos de medio siglo de vida ha estado dirigido durante 26 años por líderes galos. Esta situación chirría bastante en un mundo como el de los organismos internacionales, en el que los cupos y la rotación de nacionalidades suele ser más importante que el historial profesional.

EE UU y Europa mantienen un pacto no escrito según el cual la presidencia del Banco Mundial la debe de ostentar un estadounidense y la del FMI un ciudadano del Viejo Continente. Un pacto tácito que la cada vez mayor presencia de los países emergentes en ambas instituciones empieza a poner en peligro. Así, los nombres de candidatos como Arminio Fraga de Brasil empiezan a coger peso.

Candidatos de países emergentes

En Financial Times se sugiere que un reemplazo ideal sería Kemal Dervis, quien como ministro de Finanzas de Turquía ayudó al país a evitar la quiebra soberana con la ayuda del mismo FMI en el año 2000. Sin embargo, en la UE no parece que fuese a ser acogido de buen grado que un país al que continuamente se le ponen trabas para su ingreso en Bruselas vaya a participar en los rescates financieros de sus estados miembros.

Otros candidatos que han aparecido son Stanley Fischer, ex segundo del fondo y actual gobernador del Banco de Israel, Trevor Manuel, ex ministro de Finanzas de Sudáfrica, o Montek Singh Ahluwalia, vicepresidente de la comisión de planificación de la India y ex jefe de la oficina del Fondo de evaluación independiente. Aunque este último supera el límite de edad de 65 años que los estatutos fijan, condición que a pesar de que puede ser modificada por los países adscritos a la institución parece descartarle.

Sin embargo, de entre todos los candidatos alternativos que salen a la palestra ninguno consigue hacer sombra a Christine Lagarde. Su condición de mujer le favorece, ya que se convertiría en la primera fémina en presidir una de los organismos internacionales más reputados, además de contar con el respaldo de la UE. Por tanto, de momento, el acuerdo tácito no se romperá y un francés sucederá a otro francés. Eso si, esta vez llevará faldas y no irá detrás de ellas.