"El mayor esfuerzo en becas de la historia de España"

Zapatero anuncia que el próximo Consejo de Ministros aprobará 1,7 millones de becas

El Consejo de Ministros acordará el viernes de la semana próxima la creación de 1,7 millones de becas de formación, ha anunciado este domingo el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero.

En el acto central de la campaña electoral en Aragón, Zapatero ha dicho que este será "el mayor esfuerzo en becas de la historia de España". Ha prometido igualar las becas salario del ciclo superior de Formación Profesional (FP) a las de los universitarios.

"Eso es lo que identifica un proyecto político" como el del PSOE, ha comentado Zapatero, quien ha proclamado que estas becas forman parte del "esfuerzo que se hace por el futuro del país".

España es "un país progresista y solidario", cuya sociedad es "abierta y tolerante" porque esta es "una España de derechos para todos y de avances sociales, la España de la mayoría progresista que tiene que ir a votar el 22 de mayo".

Ahora "es más importante que nunca la solidaridad y las políticas sociales" ha continuado Zapatero, quien ha indicado que para "la derecha", el PP, lo importante es hacer políticas tendentes a la "desigualdad", entre otras el copago sanitario.

Zapatero ha continuado afirmando que la salida de la crisis a medio plazo significa incrementar las becas, apoyar a las universidades y seguir incrementando la investigación.

El presidente ha criticado la alusión al "milagro español", la recuperación económica de España con el Gobierno de José María Aznar, que ha hecho este sábado Rajoy en el mítin de Zaragoza y ha aseverado que "no se puede volver atrás y menos a un modelo de crecimiento que se basa en los créditos" y "que nos hizo ser de los menos productivos de Europa". Ese modelo "no sirve para el futuro". "INERCIA"

Zapatero ha ironizado al afirmar que el presidente del PP, Mariano Rajoy, tiene la "inercia" de "no celebrar victorias electorales, lo que también ocurrirá en las elecciones generales de 2012.

Ahora "vamos a trabajar como hemos hecho siempre, con unidad pero con orgullo" porque este es "el rumbo cierto", ha dicho Zapatero, quien ha mantenido "el compromiso de mantener el máximo nivel de protección social y de prestaciones que hemos alcanzado en este periodo". Zapatero ha dicho que los populares le atribuyen "maldades" porque les ha ganado las dos últimas elecciones. TRASVASE

José Luis Rodríguez Zapatero ha mencionado el proyecto de trasvase del río Ebro que aprobó el Gobierno central del PP en el año 2000 y ha urgido a todos a distinguir entre los que no lo han llevado a cabo "y los que lo harían" porque son "muy empecinados".

Tras recordar que fue el popular José María Aznar, quien inició el proyecto, cuando era presidente del Gobierno de España, ha aludido a las declaraciones que hizo en Estados Unidos semanas atrás, cuando consideró al dictador libio Muammar El Gadafi "amigo" de Occidente -después se retractó-. "Después que dijo lo que dijo de Gadafi cualquier opinión de Aznar no vale nada, nada", ha sentenciado.

El proyecto socialista es "de derechos sociales", mientras que el del PP es "bastante aburrido", ya que "solo aplica políticas de desigualdad" y porque "le importa muy poco la gente que tiene problemas y no le importa nada la gente que ha ido conquistando derechos que estaban olvidados, marginados, excluidos".

Zapatero ha criticado a la presidenta del PP de Cataluña, Alicia Sánchez Camacho, por afirmar que los inmigrantes han traído a España enfermedades antes erradicadas y ha afirmado que "es indignante que un partido político democrático pueda hacer eso".

Después de estas declaraciones "el PP se extraña de que les digamos que son la derecha de la derecha, que son derechistas" y ha afirmado que este tipo de declaraciones son propias de "la derecha extrema", como se denomina en la Unión Europea (UE) a los xenófobos, ha lamentado.

El PSOE "defiende la dignidad de todos los ciudadanos vengan de donde vengan", mientras que los populares "piensan lo que han pensado siempre, lo que han pensado así y en el futuro", ha dicho Zapatero, quien ha defendido "un país de la convivencia, del respeto a la tolerancia".