La inversión caerá en los próximos trimestres

Telefónica detecta una ligera mejora en España

Es pronto para cantar victoria, pero Telefónica asegura que ha detectado una mejoría del negocio en España, aunque habrá que esperar a próximos trimestres para confirmarlo.

Como es habitual, Telefónica ha rendido cuentas ante los analistas tras la presentación de resultados trimestrales en una conferencia telefónica. Y el mensaje sobre España ha sido positivo. El director de Estrategia de la operadora, Santiago Fernández Valbuena, ha asegurado que se ha notado una mejoría del negocio en España, aunque habrá que esperar a que pasen más trimestres para confirmarlo.

Aunque es cierto que la filial nacional ha registrado una caída del 5,6% en su facturación, negocio por negocio la bajada de los ingresos entre enero y marzo de 2011 es inferior a la del último trimestre de 2010. El objetivo es que esta mejora, o estas menores caídas, continúen a lo largo del año, aunque los responsables de la operadora han sido extremadamente cautos en este sentido, ya que consideran que el mercado todavía es muy volátil.

Telefónica también ha señalado que su intención es invertir en España para sustentar el crecimiento futuro, con desembolsos en redes de banda ancha tanto fija como móvil. La inversión en fibra será selectiva, pero está sobre la mesa. Para próximos trimestres, sin embargo, la inversión caerá con respecto a la del arranque del año, que ascendió a 386 millones, con un alza del 15,8%.

Valbuena no dejó de referirse al tema más candente en Telefónica España en estos momentos: la regulación de empleo. La intención de flexibilizar las condiciones laborales y reducir la plantilla sigue en pie y ya se han iniciado las negociaciones con los sindicatos, que se acelerarán en las próximas semanas.

Optimismo en Brasil

Por mucho que la situación pueda estar mejorando en España, donde está puesto todo el optimismo de la operadora es en Brasil. Telefónica confirmó que se ha acelerado la reorganización en este país, como adelantó CincoDías.com, con el objetivo de unir los negocios de fijo y móvil.

Las medidas tomadas en este sentido hasta ahora, una vez que Telefónica tiene el control de Vivo y puede trabajar la integración con su filial de telefonía fija en el país, Telesp, han dado buenos resultados, según ha asegurado la compañía. Por eso, las sinergias previstas se quedarán previsiblemente cortas y la cifra que se calculó hace unos meses es ahora solo un mínimo.