En abril

La inflación en Estados Unidos crece un 0,4%

El acumulado de los últimos doce meses se sitúa en el 3,2%.

El Índice de Precios al Consumo estadounidense volvió a crecer en el mes de abril en un 0,4%, empujado por las materias primas. El aumento acumulado en los últimos 12 meses es del 3,2%, según ha informado el departamento de trabajo de Estados Unidos, el punto más alto desde octubre del año 2008.

El principal motivo es la nueva subida de la energía, un 2,2%, en especial la del petróleo, con un 3,3%. El coste la energía doméstica también se incrementó, en un 0,7%. En los últimos doce meses, el precio de la energía ha aumentado un 19%.

El precio de los alimentos también empuja al IPC estadounidense, al crecer en abril un 0,4%, si bien representa la mitad de la subida vivida en marzo, mientras que el porcentaje es del 0,5% en los alimentos para su consumo en los hogares. La carne, el pescado, las aves y huevos, así como los productos lácteos y las bebidas no alcohólicas registraron importantes repuntes, mientras que las verduras redujeron sus avances.

Tanto en energía como en alimentos, se aprecia una moderación de las subidas vividas en febrero y marzo, meses en los que, por ejemplo, la energía repuntó un 3,5 y un 3,5% y los alimentos un 0,6 y un 0,8%.

El resto de productos fuera de estas dos categorías crecieron por debajo de la media del mes, un 0.2%, manteniéndose en la misma tónica que en los últimos meses, con variaciones de apenas un 0,1%. La subida acumulada de los últimos doce meses es del 1,3%.