El INE eleva al 0,3% el crecimiento del primer trimestre

Alemania y Francia tiran de la economía española

La economía española creció un 0,3% en el primer trimestre del año y un 0,8% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, según el avance trimestral de la Contabilidad Nacional del INE, que mejora una décima las cifras publicadas por el Banco de España gracias a una mayor contribución de la demanda exterior.

Sede del INE
Sede del INE

Las cifras de Estadística son más optimistas que las del Banco de España. Tanto en la variación intertrimestral como en la interanual, el INE mejora una décima los datos del organismo presidido por Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que estimaba un crecimiento del 0,2% en el primer trimestre y del 0,7% en tasa interanual.

De este modo, la actividad creció a un ritmo superior a la del trimestre precedente: una décima más en la variación intertrimestral (0,3% frente al 0,2%) y dos décimas más en tasa interanual (0,8% frente al 0,6%). Esta mejora se produce fundamentalmente como consecuencia de una mayor contribución del sector exterior, según Estadística, que publicará el dato definitivo el próximo 18 de mayo.

La autoridad monetaria ya explicó que la "modesta recuperación" de la economía fue posible por la aportación positiva trimestral del sector exterior (tres décimas del PIB), gracias a la fortaleza de las exportaciones, en tanto que la contribución de la demanda interna siguió siendo negativa, aunque "apenas retrocedió".

El supervisor indicó que el consumo de los hogares se mantuvo débil, lo que se explica en un contexto "poco propicio" para el gasto de las familias, caracterizado por la evolución aún negativa del mercado laboral, la disminución del valor de la riqueza inmobiliaria, la restricción del crédito, el aumento de la inflación y la caída de la renta disponible.

El PIB registra ya tres trimestres seguidos con crecimiento positivo en tasa interanual, tras el estancamiento del segundo trimestre de 2010 y el descenso del 1,4% del primer trimestre.

En la última actualización del cuadro macroeconómico, el Gobierno mantiene el crecimiento del PIB en el 1,3% para 2011, muy por encima de los pronósticos del Banco de España y del FMI, que esperan un aumento del 0,8% para el conjunto del ejercicio. No obstante, el FMI elevó en abril dos décimas lo calculado en enero. Por contra, el Ejecutivo rebaja sus previsiones para 2012 desde el 2,5% al 2,3%, para 2013 del 2,7% al 2,4% y para 2014 hasta el 2,6%.