La edad de entrada de los nuevos médicos es de 25 años

Los MIR eligen cirugía plástica y dermatología en primera opción

La especialidad de médico de familia continúa siendo la menos demandada

Los MIR eligen cirugía plástica y dermatología en primera opción
Los MIR eligen cirugía plástica y dermatología en primera opción

Entre mañana y pasado se incorporarán a los diferentes hospitales y centros de salud españoles los nuevos médicos internos residentes (MIR) que en esta convocatoria han logrado obtener plaza. En total, se presentaron 11.554 aspirantes para cubrir 6.736 plazas y 145 puestos en distintas escuelas. Al igual que el año pasado, la especialidad que resultó más demandada fue la cirugía plástica, seguida de dermatología y cardiología, según el informe dirigido por el doctor Vicente Matas Aguilera, miembro del Centro de Estudios del Sindicato Médico de Granada.

Más salidas

Las razones de esta demanda se desconocen. "No hemos identificado el motivo de esta tendencia, pero la posibilidad de que sea una salida laboral más abierta, con mayores proyecciones en la medicina privada ha podido influir", añade el doctor Matas.

Otras especialidades muy solicitadas han sido la neurocirugía, la cirugía cardiovascular y la cirugía oral y maxilofacial. Por el contrario, la medicina de familia, de trabajo y de educación física se han convertido una vez más en las modalidades menos requeridas y cuyas plazas se han cubierto más tarde. Sin embargo, son este tipo de médicos, especialmente los de atención primaria, los que más necesita España, según el Catálogo de Empleos de Difícil Cobertura, elaborado por el Ministerio de Trabajo. Tanto es así que actualmente muchas de estas plazas tienen que ser cubiertas con médicos extracomunitarios.

Esta situación está generando una cierta tensión entre el colectivo de profesionales médicos y los Ministerios de Sanidad y Educación, que son quienes tienen la competencia de dar entrada en el sistema sanitario a estos facultativos y homologar sus titulaciones. La mayoría de estos aspirantes siguen siendo españoles, de entre 25 y 26 años de media, con lo cual empezarán a ejercer como doctores con 29 o 30 años.

"Hay que tener en cuenta que la carrera suele empezarse con 18 años y se tardan otros seis en cursarla. Tras un año estudiando el examen MIR, estos estudiantes cursan una especialidad que les lleva entre dos a cinco años más, con lo que hasta los 29 o 30 años no llegan a finalizar su carrera, si no surgen otros imprevistos", explica el responsable del estudio. Entre las especialidades más largas destacan la cirugía o la medicina interna, con cinco años, frente a la hidrología (medicina en balnearios), con dos.

Sin embargo, no por rápidas son especialidades con más adeptos. Entre las que se cubrieron más tarde se encuentran la hidrología, junto con la bioquímica clínica, farmacología clínica, medicina forense, medicina del trabajo, de educación física, inmunología, medicina nuclear y análisis clínicos.

Aunque el número de mujeres que se incorporan a la carrera de medicina ha disminuido algo en los últimos ejercicios, siguen siendo un porcentaje superior, el 68,5%, 4.354 facultativas frente a los 2.441 doctores.

Las futuras profesionales eligen especialidades diferentes, decantándose por la ginecología o la pediatría. También se inclinan por la microbiología, endocrinología, hematología y reumatología y no tanto por la cirugía estética, más del género masculino.

Obtener una buena calificación en el examen MIR supone la garantía para poder ejercer la especialidad deseada. Así, según un estudio elaborado por el doctor José María Romeo, "los primeros 4.000 aspirantes suelen agotar alrededor de 18 especialidades".

En este sentido, el último aspirante a cirujano plástico fue el número 346, es decir, uno de los currículos más brillantes en esta convocatoria, que eligió la plaza que quedaba en Santiago de Compostela. El año pasado el último número en esta especialidad fue el 661, lo que implica que la cirugía estética sigue en avance. En dermatología, la última plaza fue adjudicada al número 1.015 en el Clínico de Valladolid y en cardiología, al número 1.778 en el Hospital de Jaén.

Las plazas menos demandadas, por el contrario, se adjudicaron a las peores puntuaciones. La primera adjudicación de hidrología resultó con el número 6.560 en la Universidad Complutense de Madrid y la primera de biología clínica, con el 5.397. El resto de estudiantes que no obtuvieron plaza tendrán que optar por volver a seguir estudiando el MIR, compuesto por 200 preguntas test, o ejercer en el extranjero.

Los hospitales más reclamados por la élite

La élite de la medicina lo tiene claro. A la hora de elegir un hospital, los aspirantes con mejor puntuación en su trayectoria -compuesta por la nota del examen que computa un 90% y el baremo que supone el 10% restante- se decanta por cuatro hospitales, tres de Madrid y uno de Barcelona.

El 12 de Octubre, La Paz, Gregorio Marañón y Valle Hebrón, por este orden, son los preferidos por los primeros 1.000 aspirantes. Le sigue el Hospital Universitario La Fe, Ramón y Cajal, Clínic de Barcelona y Virgen del Rocío.

Por provincias, Madrid sigue siendo la que mayor número de plazas demanda. Por detrás se encuentran Barcelona, Valencia, Sevilla, Málaga y Murcia. Estas seis primeras provincias acumulan un total de 3.278 plazas, el 47,7% de las 6.875 adjudicadas.

Ceuta y Melilla, Ávila, Soria, Teruel, Zamora y Cuenca son, por su parte, las provincias que tienen un menor número de plazas disponibles y también las que dentro de los 4.000 primeros aspirantes menos solicitudes tenían en esta última convocatoria.

La cifra

4.354 mujeres han conseguido plaza en esta convocatoria, el 64,5% del total, frente a los 2.441 hombres.