Junta general de accionistas

Endesa pide nuevas subidas en la tarifa de la luz

La eléctrica cree que hacen falta dos subidas del 10% en los peajes de acceso a la red para atajar el déficit tarifario. El pacto energético es ya una "necesidad imperiosa", según sus directivos, que abogan también por prolongar la vida de sus nucleares en 60 años.

Endesa ha reclamado hoy nuevas subidas de la parte regulada de la tarifa eléctrica, las denominadas tarifas de acceso o peaje, para poder acabar con la generación de déficit de tarifa, es decir, el desfase entre los ingresos y los costes del sistema, a partir de 2013. El consejero delegado de Endesa, Andrea Brentan, calcula que serán necesarias "un par de subidas" de los peajes de electricidad "del orden de las que ya se han visto" en abril, esto es, similares cada una de ellas al 10%, para equilibrar el sistema y evitar que se genere déficit de tarifa.

En su discurso durante la Junta de Accionistas de la eléctrica, Brentan ha comentado que, tal y como se está haciendo este año, la "senda de aumentos" tendrá que seguir hasta alcanzar el equilibrio necesario para eliminar la creación de nuevo déficit. La tarifa eléctrica está compuesta por dos elementos. Los peajes de acceso, que suponen alrededor del 50%, se fijan por orden ministerial y se destinan a financiar los costes del sistema y otras partidas como las primas a las energías renovables. El segundo componente, el término de energía, sale de una subasta en el mercado.

Tras las revisiones de enero y abril, el Gobierno deberá ajustar de nuevo las tarifas eléctricas en julio. En enero, se subió la luz un 9,8 %, mientras que en abril se congeló el recibo para los clientes acogidos a la tarifa regulada (TUR), unos 20 millones de consumidores, ya que se compensó la subida de los peajes con el descenso de la materia prima.

Brentan ha recordado que el déficit tarifario acumulado supera los 19.000 millones de euros, "un lastre para el sector", de los que 9.186 millones corresponden a Endesa. La eléctrica ya ha cobrado 3.116 millones con las tres colocaciones de esta deuda que ha realizado el Tesoro y confía en que el proceso siga con "el mismo ritmo".

El sector eléctrico español está ahora en una nueva fase regulatoria "más estable y predecible", recuerda Brentan, pero aún quedan pendientes retos como regular la remuneración a las centrales térmicas por el respaldo que dan a las renovables.

Urgencia del pacto

Por su parte, Borja Prado ha apelado a la "necesidad imperiosa" de dotar a España de un amplio acuerdo marco para el sector energético que garantice el desarrollo de un modelo más limpio y sostenible, y que reduzca la "peligrosa dependencia de mercados y fuerzas incontrolables".

El presidente de la eléctrica cree que los próximos meses podrían ser un buen momento para encontrar un consenso nacional en torno a los plazos y el ritmo de sustitución de las fuentes de energía. "Sería imperdonable que se desaprovecharan los miles de millones de euros invertidos en instalaciones actuales", afirmaba hoy.

Apoyo a la nuclear

En cuanto al futuro de la energía nuclear, la directiva de Endesa destaca dos "lecciones" de Fukushima. Una es la importancia de "actuar con prudencia, sin dejarse llevar por los condicionamientos electorales de muy cortas miras". La segunda es que "la seguridad de las instalaciones requiere una actualización constante".

Andrea Brentan insiste en que la eléctrica explota sus nucleares con la premisa de que su vida útil es de 60 años. El consejero delegado ha subrayado también que la industria nuclear está trabajando en el análisis de lo ocurrido en Fukushima y que, en el caso de España, también lo hace "con el fin de definir y realizar ulteriores evaluaciones de seguridad".