De BB- a B

S&P recorta dos escalones el rating de Grecia

La agencia de calificación Standard & Poor's ha recortado la calificación de la deuda a largo plazo de Grecia de BB- a B. La agencia prevé una prórroga en los vencimientos de la deuda helena.

La agencia también ha rebajado la calificación de la deuda griega a corto plazo desde B a C, y ha mantenido ambos ratings en vigilancia con implicaciones negativas, donde permanecen desde el pasado 2 de diciembre de 2010.

S&P explica que esta rebaja refleja la creciente opinión entre los principales acreedores de la eurozona de que será necesario ampliar el vencimiento del pago de la deuda correspondiente a los préstamos bilaterales por valor de 80.000 millones de euros aportados por la Comisión Europea.

La agencia cree que, como parte de esta ampliación, los gobiernos acreedores de la eurozona buscarán probablemente un "trato comparable" al de los acreedores comerciales en el sentido de que se amplíe de forma similar el vencimiento de sus bonos y sus préstamos. Algo que, según la agencia, llevaría a asignarle la calificacion 'SD', empleada para 'default' selectivos. A este respecto, agrega que aunque no hubiera una quita de la deuda, esta prolongación de los vencimientos se vería como "menos favorable" para los acreedores en comparación con los términos originales.

Al mismo tiempo, recuerda que sus calificaciones analizan la capacidad y la voluntad de un emisor de deuda soberana para pagar su deuda comercial, por lo que un rediseño de la deuda relacionada con las ayudas de sus socios europeos que deje sin cambios la deuda comercial no constituiría un ''default'' según sus criterios, "pero supondría un señal de un descenso de su solvencia".

Una quita del 50%

Además, los analistas de la agencia de calificación añaden que, según sus proyecciones, una quita del 50% del principal de la deuda sería requerida para que la carga de la deuda de Grecia volviese a niveles sostenibles, teniendo en cuenta el bajo potencial de crecimiento de la economía helena.

Standard & Poor''s recuerda que en marzo ya avisó de que podría rebajar el rating heleno si su comportamiento fiscal era peor de lo esperado, y subraya que el país ya incumplió sus objetivos en 2010, por lo que ve "incierto" que logre alcanzar los marcados para este año.

En este sentido, cree que muchos de los países acreedores de la eurozona han concluido que los mayores requisitos de endeudamiento del Gobierno griego han reducido la probabilidad de que el país sea capaz de regresar a los mercados financieros a finales de este año o principios del próximo, como estaba previsto. "En consecuencia, pueden ver una reestructuración de la deuda oficial y comercial como el mejor camino a seguir", apunta.

Moody's podría rebajar nota de la deuda griega

La agencia de calificación Moody's se ha sumado a las voces que especulan con una posible reestructuración de la deuda griega, una opción que le ha llevado hoy a poner bajo "examen para una posible rebaja" la calidad de los bonos helenos.

Esta agencia argumentó su anuncio con el aumento del déficit, la incertidumbre sobre la sostenibilidad de la deuda soberana y la probabilidad de una recuperación más lenta y más débil de la economía helena.

Para Moody's, la revisión a la baja de la calidad de los bonos griegos es posible si se concluye que los parámetros de la deuda griega están en un "sendero insostenible". Según esta agencia, esas condiciones aumentan el riesgo de que el país mediterráneo se vea obligado a reestructurar su deuda a corto o medio plazo.

Moody's recuerda que los países de la eurozona, que concedieron hace un año a Grecia un crédito de 80.000 millones de euros, han manifestado que los acreedores privados de deuda griega tendrían que soportar parte de las pérdidas que supondría esa reestructuración.

Efe