Lexus y BMW se disputan Estados Unidos

Duelo entre coches de lujo

Duelo en la cumbre del lujo automovilístico. Lexus está a punto de perder su liderazgo en Estados Unidos tras los problemas desencadenados por el terremoto en Japón. BMW es el nuevo dueño del mercado.

El Lexus LFA
El Lexus LFA

Lexus está a punto de perder su liderazgo en Estados Unidos por primera vez en más de una década. BMW y Mercedes-Benz están seduciendo a sus clientes mientras la marca de lujo de Toyota Motor tiene dificultades para recuperarse del terremoto que azotó Japón.

Lexus está rezagada con respecto a Bayerische Motores Werke y Mercedes, de Daimler, desde hace cuatro meses tras conservar su liderazgo del año pasado por 9.216 automóviles. La caída de Lexus, que fabrica todos los modelos menos uno en Japón, se ha intensificado desde que el seísmo afectó el abastecimiento, reduciendo un 50% la producción de forma temporal.

BMW y Daimler están lanzando modelos en EE UU, aumentando la producción local y ofreciendo mayores incentivos que Lexus para aumentar sus ventas y protegerse contra la sobreexposición a una demanda en auge en China. El terremoto agravó los problemas de Lexus, con sede en Toyota City, Japón, después de que retiradas récord de unidades el año pasado dañaran su imagen. Las entregas de BMW en EE UU hasta fines de abril aumentaron hasta alcanzar los 71.417 vehículos, superando a los 71.388 de Mercedes y los 64.932 de Lexus.

"Lexus estaba en problemas antes de que se produjera el terremoto", señaló Eric Noble, presidente de The Car Lab, empresa de investigación de la industria de California. "Si la situación actual les hace abrir los ojos, de todo esto podría salir algo bueno."

BMW, el mayor fabricante mundial de coches de lujo, aspira a aumentar su cuota de mercado este año con ayuda del remozado SUV X3, más grande que el anterior para atraer a más automovilistas estadounidenses. La empresa con sede en Munich tiene un retraso de cuatro meses en las entregas, lo que obliga a algunos clientes a esperar hasta medio año para recibir su vehículo de 25.600 euros.

Expansión de BMW

El año pasado, el fabricante trasladó el montaje del X3 de Austria a EE UU como parte de la expansión de su planta de Carolina del Sur, destinada a capitalizar mejor el mercado estadounidense. El fabricante de los automóviles BMW, Mini y Roll-Royce está evaluando sumar otro modelo a la planta, que también produce los SUV X5 y X6.

La planta de BMW en los Estados Unidos aumentó su capacidad en 20.000 vehículos, llevándola a 260.000 unidades, para satisfacer la mayor demanda de SUV.

Mercedes, el segundo fabricante mundial de coches de lujo, podría estar en la mejor situación para superar a Lexus, gracias al actualizado C-Class, presentado en Detroit en enero, su modelo de mayor venta.

La compañía, que este año hizo publicidad por primera vez en la Super Bowl, está decidida a modernizar su planta de Alabama, donde comenzará a construir un renovado SUV M-Class en los próximos meses. Este año, Mercedes ya presentó versiones nuevas de la coupé CLS y el SLK Roadster.