Llamadas telefónicas día y noche

El hombre más rico del mundo hace campaña para mejorar su imagen

El magnate mexicano Carlos Slim, el hombre más rico del mundo, está empleando una controvertida técnica de marketing para impulsar a su imagen pública, mientras competidores y autoridades reguladoras ponen en duda sus prácticas empresariales.

Telefónica pide a México que retire la licencia a Slim
Telefónica pide a México que retire la licencia a Slim

Los trabajadores de una centralita de llamadas están llamando día y noche a los hogares mexicanos para preguntar si los residentes conocen los proyectos filantrópicos de Carlos Slim, su apoyo a los deportes, a la salud pública, a la Formula Uno y hasta a los peregrinos a la Basílica de la Guadalupe.

"¿Sabía usted que Carlos Slim apoya a los peregrinos de la Basílica de Guadalupe?", fue una de las preguntas que hicieron los encuestadores a un periodista de Reuters. "¿Sabía que Carlos Slim ha construido un museo de arte gratuito para el público?", preguntaron también.

Los encuestadores empiezan preguntando qué piensan del magnate y luego, tras una docena de preguntas acerca de sus obras benéficas, vuelven a preguntar al entrevistado qué piensa de él.

Compañías que compiten con las suyas y grupos de consumidores acusan a Slim de abusos monopolísticos, y el millonario de 71 años se enfrenta a una multa de más de 1.000 millones de dólares por prácticas anticompetitivas en telefonía móvil.

La campaña del millonario implica a cientos de operadores realizando miles de llamadas al día, según explicó uno de los encuestadores. El esfuerzo es respaldado por la Fundación Telmex de Slim, según el operador, y comenzó a principios del mes pasado, aproximadamente al mismo tiempo que se publicaron anuncios en periódicos locales burlándose de Slim.

Varios de los principales diarios de México mostraron este viernes en sus primeras páginas publicidad de Telcel, la filial de telefonía móvil de Slim en el país, como parte de una gran campaña.

Esta semana, la Corte Suprema de México se posicionó del lado de las autoridades reguladoras de las telecomunicaciones del país, al afirmar que las empresas de telefonía de Slim no pueden pedir suspensiones temporales en contra de algunas de las resoluciones de las autoridades, algo que suele emplear como práctica dilatoria.

Las empresas de telefonía fija y móvil de Carlos Slim lideran el mercado mexicano.