Puede cumplir el pago de su deuda

Martinsa contempla un posible desfase de tesorería en torno a los 61 millones

Martinsa Fadesa contempla un posible desfase temporal de tesorería para este y el próximo ejercicio de unos 61 millones. El auditor estima que la inmobiliaria podría pagar su deuda total si se recupera el valor de sus activos.

Martinsa contempla un posible desfase de tesorería en torno a los 61 millones
Martinsa contempla un posible desfase de tesorería en torno a los 61 millones

El auditor de las últimas cuentas presentadas por Martinsa Fadesa indica en su informe de auditoría que la inmobiliaria ha presentado un plan de negocio en el que contempla "un posible desfase temporal de tesorería, entre las ventas de activos y los pagos previstos en torno a los ejercicios 2011 y 2012 por un importe aproximado de 61 millones de euros, cuya financiación no está comprometida ni garantizada".

A pesar de esta incertidumbre, añade el auditor (la consultora Ernst & Young), la compañía "tras gestionar diversos acuerdos ha preparado un clash flow operativo para el ejercicio 2011 que arroja un saldo positivo de tesorería, incluyendo el primer pago de la deuda concursal ordinaria".

En la memoria del ejercicio 2010 de Martinsa Fadesa, adjunto al informe de auditoría presentado recientemente a la CNMV, se explica que el convenio de acreedores aprobado por la mayoría "no garantiza la financiación de dicho desfase de tesorería, aunque se establece que los acreedores consienten la obtención por parte de la sociedad dominante de una nueva línea de financiación del circulante de hasta un límite de 147 millones de euros".

En este sentido subraya que "se podría hacer frente al plan de pagos de la deuda global" si la evolución del mercado permitiera la "recuperación del valor de los activos sobre el valor de tasación en un importe superior a los 3.000 millones de euros".

La memoria destaca que, hasta la fecha, Martinsa Fadesa "ha gestionado y cerrado acuerdos que permiten mantener la liquidez atendiendo los pagos comprometidos".

Dos entidades recurren el convenio

El auditor de Martinsa Fadesa advierte en su informe que Shinsei Bank y JER Valencia, entidades financieras acreedores de Martinsa Fadesa, presentaron recurso de apelación contra la sentencia del pasado 11 de marzo aprobatoria del convenio presentado por la inmobiliaria a sus acreedores, y que prácticamente supone la salida efectiva de la situación concursal en la que se encuentra la compañía desde julio de 2008.

"Teniendo en cuenta el cómputo de plazos procesales tanto para la interposición de los ya anunciados (...) como para la oposición a dichos recursos (...) no es previsible que a la Audiencia Provincial le lleguen los autos completos para la resolución del recurso hasta finales de mayo-principios de junio de 2011", explica Ernst & Young. El auditor de Martinsa Fadesa advierte que la sentencia aprobatoria del convenio "no es firme y no lo será en tanto en cuanto esté abierta la vía de recursos contra la misma".

Fuentes cercanas a la compañía presidida por Fernando Martín explicaron que la empresa "ahora mismo está fuera de concurso, está trabajando fuera del concurso". Fuentes jurídicas cercanas a la administración concursal de Martinsa Fadesa indicaron igualmente que los recursos presentados por Shinsei Bank (un banco japonés con 144 millones de deuda de Martinsa) y JER Valencia no paralizan la salida efectiva del concurso de acreedores de Martinsa Fadesa.

El juzgado de La Coruña decidirá sobre la demanda contra Jove

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de La Coruña, el mismo que tramita el concurso de Martinsa Fadesa, se encargará también de la demanda social de responsabilidad que Martinsa Fadesa ha presentado contra el expresidente de Fadesa Manuel Jove y sus antiguos gestores, en la que les reclama 1.500 millones de euros. En esa demanda los actuales propietarios de Martinsa aseguran que Fadesa aportó a CB Richard Ellis datos falsos o incorrectos para valorar sus activos en 2006, cuando Martín cerró la compra de Fadesa por 4.045 millones. El juez, Pablo González-Carreró, ha emitido un auto, con fecha de 4 de mayo, en el que se declara competente.

La defensa de los antiguos propietarios de la inmobiliaria gallega solicitaron declinar la competencia sobre el caso hacia los juzgados de primera instancia de Madrid.

El juez titular de La Coruña argumenta que la demanda ha sido presentada en el "juzgado correspondiente al lugar de domicilio de los demandados". Además, advierte que "ningún interés que no sea el meramente dilatorio pueden alegar los demandados para sostener la competencia de los juzgados de Madrid". Contra esta resolución no cabe recurso alguno.

La cifra

147 millones de euros como límite es una nueva línea de financiación que abre Martinsa para poder cubrir posibles desfases.