El PIB creció un 0,2%

El Banco de España advierte contra el repunte de salarios pese a la crisis

La economía española registró un crecimiento trimestral del 0,2% de enero a marzo, idéntico porcentaje con el que cerró 2010, si bien en términos anuales el avance mejoró una décima, hasta el 0,7%. De ahí que el supervisor califique de "modesta" la recuperación de la actividad y critique por "preocupante" que en este contexto los salarios hayan aumentado un 3,1%.

El Boletín Económico publicado el viernes por el Banco de España no ahorra calificativos para definir la recuperación de la actividad. "Modesta", "débil" o "lenta" son algunos de los más repetidos. El crecimiento del PIB en el primer trimestre se limitó al 0,2%, lo mismo que en el último tramo de 2010, mientras que la tasa anual mejoró una décima, hasta alcanzar el 0,7%.

Las razones que han llevado a esta situación están bien definidas: atonía de la demanda interna contrarrestada por la aportación positiva del sector exterior. Dice el supervisor que persiste un contexto "poco propicio para el gasto de las familias, caracterizado por la evolución aún negativa del mercado laboral, la disminución del valor de la riqueza inmobiliaria, unas condiciones crediticias relativamente restrictivas, la pérdida de poder adquisitivo por el aumento de la inflación y la trayectoria desfavorable de la renta disponible". Del lado de la inversión, solo el gasto en bienes de equipo, que se mantuvo en el entorno de los niveles del trimestre anterior, fue capaz de compensar los retrocesos de la actividad residencial y la obra civil, esta última muy influida por los planes públicos de ajuste del gasto. También resalta la notable mejoría que se atisba en el turismo. No obstante, el Banco de España sigue poniendo el acento en el lado más negativo de esta coyuntura, que no es otro que el mercado de trabajo, donde destacó que la afiliación a la Seguridad Social retrocedió un 1,2% anual, prácticamente lo mismo que tres meses antes. En este punto el informe concluye que "resulta preocupante" que con esta situación se hayan registrado alzas salariales hasta marzo del 3,1% de promedio, cuando 2010 finalizó con aumentos del 1,4%. El banco lo atribuye a la activación de las cláusulas de salvaguarda, "cuya presencia es aún importante". El supervisor confía en que a medida que la negociación colectiva avance, la subida media se modere.

313.800 coches más por la ayuda

El impacto de las ayudas del Plan 2000E para estimular la demanda de automóviles se ha traducido en 313.800 matriculaciones más, según el último Boletín Económico publicado por el Banco de España. Este volumen adicional de matriculaciones de vehículos acogidos a las ayudas representa un 22,4% de incremento sobre las registradas el año 2007 y se eleva hasta el 32,1% si se compara sobre 2008, un periodo interanual en el que las matriculaciones pasaron de 1.404.000 unidades a 977.000, en torno a un 30% menos. El Boletín del Banco de España puntualiza que si se tiene en cuenta que los automóviles representan en torno al 5% del consumo privado y se toma 2007 como año base, las ayudas habrían representado un impulso temporal del mercado español del automóvil de un punto porcentual.

A modo de resumen se indica que el fin del plan de ayudas ha tenido un "impacto negativo sustancial" sobre el consumo privado, aunque considera que ese retroceso se ha producido sobre un registro de consumo sobreelevado por el efecto de las mismas ayudas. Admite que estas ayudas fueron un estímulo adecuado en el momento más duro de la recesión.

Déficit al 6%

El Banco de España cree que se puede reducir el déficit público al 6% del PIB, tal y como prevé el Gobierno, a pesar de que en sus últimas proyecciones había discrepado. En ellas estimó que este año cerraría en el 6,2% y en el 5,2% en 2012.