La entidad prevé elevar al 40% el porcentaje que colocará en Bolsa

La banca contiene el aliento ante la OPV de Bankia

El sector bancario está expectante ante la OPV de Bankia. El banco liderado por Caja Madrid espera haber finalizado en junio los trámites burocráticos para salir a Bolsa. Cuenta con colocar el 40% de la entidad. Para el tramo minorista, baraja ampliarlo por encima de los 2.000 millones de euros.

"Es una operación clave para que se instale de una vez por todas la confianza en el sistema financiero español, y por extensión hacia la economía española. Si fracasa las consecuencias pueden ser nefastas". Esta es la declaración de un banquero que prefiere mantenerse en el anonimato. Pero su opinión coincide con la de todos los bancos y por su puesto de las cajas.

"Todos los bancos estamos preocupados por la salida a Bolsa de Bankia. De momento, no tenemos muchas noticias sobre el proceso, y eso no sabemos si es bueno o es malo. España se juega mucho con esta operación", recordaba otro ejecutivo de otra importante entidad financiera.

La expectación que ha provocado la salida a Bolsa de Bankia, el tercer grupo financiero del país, entre bancos y cajas se debe principalmente a la valoración que realicen los fondos de inversión de esta entidad. "Será clave para el resto de las cajas que van a cotizar y para comprobar la valoración que hace el mercado del sistema financiero español. No hay que olvidar que Bankia es el tercer grupo financiero del país. Además, hay que recordar que si la operación es un fracaso, algo que no se espera, pero que siempre hay que contemplar, tendría repercusión en toda la economía española. No hay que olvidar que Bankia es una entidad clasificada de riesgo sistémico por su tamaño", señala un ejecutivo de una gran entidad financiera.

Bankia tiene de plazo hasta marzo de 2012 para salir a Bolsa, aunque aspira a realizar su OPV en otoño como muy tarde. Las negociaciones con la CNMV, de hecho, se iniciaron en marzo y se espera que para finales de junio estén resueltos todos los trámites burocráticos y pueda, si las concisiones de mercado son idóneas, salir inmediatamente a Bolsa. Fuentes próximas a esta operación aseguran que, de momento, se mantiene el proyecto de iniciar la OPV en junio, aunque también reconocen que se podría retrasar a octubre. Eso sí, cada vez se va ampliando más el porcentaje que podría salir a cotizar.

Las últimas estimaciones es que se coloque en Bolsa entre 3.200 millones a 4.200 millones, es decir, alrededor del 40% de este banco encabezado por Caja Madrid y Bancaja según su valoración. De momento, su socia, la aseguradora Mapfre estaría dispuesta a invertir en el banco como ya ha reconocido públicamente. Podría sumar hasta el 5% como tope. El Canal de Isabel II aspira a adquirir hasta un 25% del paquete que Bankia saque al mercado, es decir, alrededor del 7% de su capital si la horquilla que ahora baraja el banco es el definitivo. Bankia ha sido valorada por los bancos de inversión contratados por él para su salida a Bolsa en 12.000 millones de euros y aglutina unos activos por 275.000 millones de euros.

La entidad también aspira a colocar entre inversores minoristas un elevado número de acciones. Entre el 60% al 70% del paquete que salga a Bolsa, lo que supone colocar principalmente entre los clientes de las siete cajas que componen Bankia, más de 2.500 millones de euros.

Fuentes conocedoras del proceso de la salida a Bolsa de Bankia aseguran que todo indica que el descuento máximo que se le aplicará a los títulos de Bankia oscilarán entre el 40% y el 50% sobre su valor en libros. A Caixabank, el banco de La Caixa que saldrá a Bolsa en julio, se le ha aplicado un descuento del 20%. De momento, Bankia ha rechazado la entrada de destacados fondos de inversión internacionales en su capital al querer comprar títulos con unos descuentos por encima del 50%. "Se está desestimando todas las ofertas para entrar en el capital de Bankia cuyo descuento esté por encima del 50%", señalan las mismas fuentes.

En el calendario de Bankia permanece la idea inicial de comenzar su road show a finales de este mes. La constitución del nuevo consejo de administración de Bankia, con un destacado número de representantes independientes, se prevé que esté listo en junio, una vez que este mismo mes se comience a designar a los candidatos.

Uno de los problemas de esta entidad presidida por Rodrigo Rato es que aún no ha encontrado consejero delegado, figura fundamental para su gestión diaria y que están reclamando los posibles inversores. El hecho de que en las cajas se pague menos que en los bancos es una traba para encontrar a un candidato de prestigio, coinciden varias fuentes vinculadas a Bankia.

Otro escollo son las lógicas peleas internas que se están llevando a cabo entre los directivos de Caja Madrid y de Bancaja. El hecho de que esté aflorando más morosidad de la reconocida por la caja valenciana cuando se constituyó Bankia el pasado año también está dificultando la valoración de este banco. Lo mismo sucede con alguna de las cajas pequeñas que participan en este grupo financiero. La morosidad de Bankia, de hecho, podría subir más de un punto porcentual a lo largo de este año.

Además, alguna de las cajas pequeñas (Laietana, Rioja, Ávila, Insular de Canarias y Segovia) están reclamando algo más de cupo en la composición del nuevo consejo de Bankia.